11/12/2019

Se iniciaron los trabajos para restaurar la plaza 25 de Mayo, monumento histórico nacional


Una semana después del anuncio oficial, comenzaron los trabajos de restauración, remodelación y mejoramiento integral de la plaza 25 de Mayo y calles aledañas, un espacio pletórico de historia y arquitectura, que conserva el espíritu del siglo XIX. 
La plaza 25 de Mayo es monumento histórico nacional, declarada por el Decreto Nº 325/ 1989, al igual que el entorno a ese espacio y la bajada hacia el puerto por la calle Buenos Aires. 
Por ello, los trabajos de restauración respetarán las normas de protección patrimonial y “jerarquizarán la plaza como espacio público, respetando la traza establecida en las Leyes de Indias y preservándola como monumento histórico nacional”, como señaló el gobernador Gustavo Valdés, al hacer el anuncio del inicio de las obras, la semana pasada.
Así, la ejecución contará con la supervisión y colaboración del área de Patrimonio Histórico de la Nación y de la Provincia, y tendrán la particularidad de que serán objeto de un relevamiento pormenorizado de geo-posicionamiento “para extremar los cuidados y preservar lo que hay debajo de la plaza y asegurarnos de no tocar ninguna cuestión que haga al patrimonio histórico”, detalló el ministro de Obras Públicas, Claudio Polich.
Los trabajos se iniciaron con el retiro de las baldosas y el cerramiento de seguridad con un importante vallado del sector que da sobre calle Buenos Aires, zona en donde que se centrarán  inicialmente los trabajos en el paseo público. 


Según el proyecto, se respetará  la traza de circulación peatonal existente, dado que es el trazado histórico del tradicional paseo público, y se relevará y mejorará la vegetación existente. Se arborizará la zona central de la plaza, donde predominan palmeras, con poca proyección de sombra, y se proveerá de riego por aspersión con comando centralizado a todo el espacio a través de tanque embutidos y bombas.
Asimismo se tiene previsto relevar la vegetación existente y nominar las especies. 
El plan prevé restaurar el mástil y sus adyacencias, del mismo modo que la glorieta y el monumento al General San Martin y la fuente de agua, la cual será puesta en funcionamiento y debidamente iluminada.
Se colocarán solados uniformes en toda la traza de la plaza, de granito gris antideslizante.

Iluminación

Todos los artefactos lumínicos existentes serán restaurados, incorporando tecnología luces led en todo el sistema, pero se mantendrán las farolas con valor de diseño e histórico.


También se iluminarán las fachadas históricas de los edificios institucionales   existentes en el entorno a la plaza, como la Casa de Gobierno, la Legislatura, la Jefatura de Policía, el Rectorado de la UNNE,  la iglesia La Merced,  el Ministerio de Obras y Servicios Públicos y la Escuela Sarmiento, entre otros.
Se construirán rampas de accesibilidad para discapacitados en las 4 esquinas del paseo, se reemplazarán y colocarán nuevos bancos, cestos de basura, bicicleteros, topes de esquina, nomenclatura vial, bolardos y bebederos con diseño contemporáneo y acordes, en sintonía con el carácter histórico y a las referencias de época de la plaza.
Asimismo se nivelarán  las cuatro esquinas con las veredas mejorando la accesibilidad a la plaza y al entorno inmediato, al tiempo que está previsto eliminar los estacionamientos vehiculares en todo el perímetro de la plaza.
Se proveerá de un tótem de señalización del monumento histórico nacional, y se colocarán tres bancos de época, actualmente dos de ellos en el Museo Histórico, mientras que otro está en el Museo de la Policía. Toda la zona será provista de wifi.