13/12/2019

Copa Davis: Argentina queda como uno de los mejores segundos y enfrentará a España en cuartos de final


El equipo de Copa Davis de la Argentina, que hoy tuvo fecha libre en el grupo C que comparte con Alemania y Chile, avanzó a los cuartos de final del certamen que estrena formato en Madrid, luego de haber ganado un partido y perdido el otro, merced a una combinación de resultados favorables que le permitieron pasar de ronda. Su próximo rival será mañana el anfitrión, España.
Argentina, que le ganó el martes último a Chile por 3-0 y al día siguiente cayó ante Alemania por idéntico marcador, se vio favorecida por el nuevo de sistema de clasificación, en el que compiten 18 países divididos en seis grupos de tres cada uno, y pasan de ronda todos los primeros más los dos mejores segundos, posición que logró el equipo dirigido por Gastón Gaudio.
El equipo albiceleste enfrentará mañana desde las 14 (hora de la Argentina) a España, que liderada por Rafael Nadal ganó invicta el grupo B, tras haberse impuesto sobre Rusia y Croacia, respectivamente.


Argentina está representada por Diego Schwartzman (14), Guido Pella (25), Leonardo Mayer (92), Horacio Zeballos (4 del mundo en dobles) y Máximo González (34 en el escalafón de duplas).
Los cuartos de final quedaron conformados de la siguiente manera: Serbia-Rusia; Australia-Canadá; Alemania-Gran Bretaña o Kazajistán y Argentina-España.
Con el 0-3 ante Alemania, la situación para la Argentina era más que compleja: la única chance de terminar primera en el grupo C era que Chile derrotara a los germanos por la máxima diferencia, algo que no sucedió. De hecho, Alemania se aseguró el primer lugar de la zona bien temprano, con la victoria de Phillip Kohlschreiber sobre Nicolas Jarry por 6-4 y 6-3.
La otra posibilidad era terminar entre los dos mejores segundos. En realidad, el segundo de los segundos, porque ayer ya estaba claro que Rusia, escolta de España en el grupo B, iba a ser el mejor de los segundos con 4 triunfos y 2 derrotas, por delante del average argentino (3-3, con 8 sets ganados y 6 perdidos, y un coeficiente del 57%). 


Por el grupo F, Estados Unidos e Italia se eliminaron mutuamente con el 2-1 para los norteamericanos, en un dobles que terminó cerca de las 4 de la madrugada española. También Bélgica, escolta del grupo D, quedó por debajo de Argentina, con 3-3 y 7 sets ganados. Así, la clasificación dependía de lo que sucediera en el grupo A, con Serbia y Francia luchando por el primer y segundo puesto, y también en el E, con Gran Bretaña y Kazajistán en idéntica situación.
Por un lado, la Argentina necesitaba una victoria serbia, y Filip Krajinovic dio una ayuda importante al superar a Jo-Wilfried Tsonga, y Novak Djokovic completó la tarea al superar a Benoit Paire; el 2-0 de los balcánicos dejaba a la Argentina a un paso de los cuartos de final.
Al mismo tiempo, había que estar atento a los posibles resultados entre Gran Bretaña y Kazajistán. Lo más propicio para la Argentina era una victoria cómoda para cualquiera de los dos. Un triunfo repartido, con muchos sets de un lado y del otro, era un combo que podía clasificar a los dos y eliminar al conjunto albiceleste. Mientras avanzaba la jornada, comenzaban a hacerse las cuentas de un lado y del otro. Incluso la misma Federación Internacional de Tenis (ITF) revisó los números.
Cuando Alexander Bublik derrotó a Dan Evans y anotó el 1-1 para Kazajistán contra Gran Bretaña, se confirmó que ninguno de los dos podía ya mejorar el coeficiente argentino. El equipo británico, en caso de terminar segundo con una derrota ajustada en el dobles, solo podía llegar a un porcentaje de 56% (9 sets ganados y 7 perdidos). Y después de muchas horas de incertidumbre, y cuando parecía que el equipo nacional ya debía preparar los pasajes de regreso, se quedará al menos un día más en la Copa Davis, con un reto inmenso por delante: España, con Nadal como estandarte.

Con información de Télam y La Nación