11/12/2019

En diciembre, FRESA comenzará a inyectar energía limpia a la red nacional

Desde la compañía indicaron que la puesta en marcha formal de la Central Térmica Garruchos será en la primera quincena del próximo mes. Madereros de la zona compraron camiones para trasladar materia prima hasta la planta.


El gerente de la empresa Fuentes Renovables de Energía S.A. (FRESA), Miguel Martínez, adelantó a La República que desde el próximo mes la Central Térmica Garruchos entrará formalmente en operación luego de las pruebas preliminares que se vienen realizando. “A fines de la primera quincena de diciembre próximo vamos a estar generando energía eléctrica que se sumará al tendido eléctrico nacional”, confirmó el responsable de la planta.
FRESA desarrolla en Gobernador Virasoro dos proyectos de generación de energía a partir de biomasa forestal. El primero, Garruchos, estará operativo en unos 30 días; en tanto, el segundo, denominado San Alonso, está planificado para entrar en funcionamiento a fines del próximo año. 
Martínez confió a este medio que “las pruebas de la caldera se realizaron con normalidad”, por lo que ahora están ajustando detalles para el inicio de las operaciones de la primera central que producirá energía limpia en la provincia.
“Cuando Garruchos esté operativa en esta primera etapa generará 40 MW”, de potencia que se volcarán al servicio eléctrico a cargo de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).   
Respecto de la generación de empleo, el gerente de FRESA indicó que están abocados unos 250 operarios en total; esa cifra incluye personal contratado y empleados de la firma.

Materia prima de la zona

Actualmente, FRESA demanda para Garruchos 15.000 toneladas por mes de subproductos. “Compramos chips, aserrín y raleo”, detalló Martínez sobre la materia prima que utilizan para generar energía eléctrica en la central térmica. En tanto, adelantó que posteriormente la cantidad de insumos se elevará a 44.000 toneladas cada 30 días.
Consultado por el origen de los subproductos, Martínez informó que están adquiriendo materia prima de aserraderos y plantaciones de San Carlos, Virasoro y Santo Tomé.

Derrame en la economía local

Millonarias inversiones industriales provocan movimientos económicos en la zona de influencia donde se ejecutan esos  proyectos y en ese sentido FRESA ya muestra consecuencias altamente positivas porque los abastecedores de subproductos compraron nuevos camiones para realizar el flete hasta la zona de la planta de generación de energía limpia.
Martínez comentó que “la mayoría de los aserraderos compraron camiones para hacer los fletes hasta el predio de la empresa”. Esto demuestra que se genera una cadena de inversiones a partir de la instalación de una industria de envergadura como lo son las centrales térmicas.
Es para destacar la visión y la  decisión de los empresarios madereros porque destinan sus recursos para mejorar la logística de abastecimiento de materia prima. Es una inversión que  que les permite generar una relación de confianza con FRESA porque se trata de un proyecto que se extenderá en el tiempo.
“Madereras de San Carlos y Virasoro incorporaron nuevos transportes”, detalló el responsable de la planta.

Relación con la Provincia

Martínez resaltó que “con el Gobierno provincial tenemos una excelente relación, siempre tenemos ayuda de todas las áreas por lo cual estamos muy agradecidos”. 
Una de las muestras de acompañamiento la dio el titular del Ministerio de Industria, Trabajo y Comercio, Raúl Schiavi, quien  estuvo en la planta días atrás. “Fue la tercera o cuarta oportunidad que el ministro nos visita, siempre que anda por la zona se acerca a consultar como marchan las obras y se pone  disposición para sumar”, dijo.

San Alonso, en 2020

Desde FRESA informaron que marchan a buen ritmo las obras de la central térmica San Alonso, el segundo proyecto de la firma. “Ya tenemos la caldera y la turbina, estamos avanzando en las obras civiles y ensamblado de piezas”, dijo Martínez. San Alonso estaría operativa en “diciembre de 2020”, estimó el gerente.