08/12/2019

Despiden a tres trabajadores por maltratar a un compañero y abusar de él

La Comuna desafectó a los tres agentes involucrados en el delito. Aseguran que no serán denunciados ante la Justicia. Resta esperar que lo haga la familia o una actuación de oficio. El hecho, “una muestra de una sociedad violenta”.


La noticia corrió como reguero de pólvora y tanto la sanción como la condena social no se hicieron esperar. Ayer, las páginas web y redes sociales daban cuenta del aberrante hecho protagonizado por hoy tres exagentes municipales de la Capital que acosaban, maltrataban y manoseaban a un compañero de trabajo que padece un leve retraso madurativo. 
La información daba cuenta de que los victimarios fueron filmados mientras perpetraban el hecho y que el video se viralizó en horas hasta llegar a manos de las autoridades municipales, quienes decidieron despedir a los empleados en cuestión.
“Si bien el hecho ocurrido en la Delegación Municipal del barrio San Martín lo conocimos días atrás, recién el lunes nos llegó el video y lo pusimos a disposición del equipo jurídico de la Municipalidad para actuar en consecuencia. Esto derivó en que se tomaran acciones concretas, por lo que las tres personas involucradas fueron desafectadas de la Municipalidad. Es decir, las dos personas que abusaron del tercero y también al que filmó el hecho”, dijo a La República el secretario de Coordinación General del Municipio, Hugo Calvano.
Por otra parte, indicó que autoridades de la Delegación realizaron una exposición ante la comisaría jurisdiccional. Ante la consulta sobre si la Comuna también puso en conocimiento al fiscal de turno, Calvano indicó que, al ser un delito que tomó trascendencia pública a través de los medios de difusión, “están en todas sus facultades actuar de oficio, aunque consideramos que, por tratarse de un delito de acción privada, lo tendría que hacer su representante legal”.  
“No podemos denunciarlos, pero ponemos a disposición todas las herramientas que tenemos”, aseveró el funcionario.
El funcionario también comentó que ayer, personal del gabinete psicológico del municipio se puso en contacto con la madre del joven abusado, y “estuvieron analizando cuestiones referidas a cómo contenerlo y trabajar este tema de ahora en más, se analizó la posibilidad de trasladarlo y adónde, entre otros puntos”.
“Informalmente se supo que era una forma común de relacionarse entre ellos, pero no se pueden justificar esas acciones de parte de nuestros operarios y mucho menos con una persona que tiene inconvenientes en su salud”, insistió Calvano. “Tomamos y tomaremos las medidas concretas sin justificativos porque hay que hacer lo que corresponde. El municipio no va a aceptar estas conductas”, concluyó.

Justicia

La República tomó contacto con fuentes cercanas la Justicia correntina, a fin de verificar tanto la actuación de oficio del fiscal de turno, como si la familia del joven agente municipal que sufrió abuso realizó alguna presentación, pero hasta el cierre de esta edición, no se confirmó. Se estima que en las próximas horas podría haber alguna información oficial sobre el particular. Por lo pronto, está claro que la Comuna no realizará ninguna denuncia ante la Justicia, tal como lo adelantó Calvano.

Radiografía de una sociedad violenta

“Este tipo de situaciones, no hacen más que evidenciar que somos parte de una sociedad violenta, en la que se da la supremacía del más fuerte, sin tener en cuenta las condiciones del otro”, dijo a La República la coordinadora de programa en Red Corrientes de Derechos Humanos, Hilda Presman. 
Expresó que de esta manera se manifiesta el poder que se puede ejercer sobre otro porque “es débil. Pero esto se da en distintos ámbitos de nuestra sociedad, se da en el trabajo, en la escuela, en la calle. También se  ve en la violencia contra la mujer y los ancianos, entre tantos”. 
Presman dijo también que el “escándalo y condena”que ocurre a posteriori con estos casos, “son demostraciones de una sociedad hipócrita”. No obstante, puntualizó que resta hacer un análisis profundo acerca de las causas que hacen que este tipo de sistema patriarcal y del poder del más fuerte sobre los vulnerables. 
“Estas situaciones desnudan las inequidades sociales que existen en la sociedad, las cuales surgen desde el Estado en todas sus manifestaciones y que se replica en todos los estratos”, remarcó. “Para revertirlo, es necesario una búsqueda seria, nada a medias”, sintetizó Presman.