12/11/2019

​Valdés dijo que hay interés de una tabacalera en instalarse en Goya


El gobernador Gustavo Valdés anunció este jueves que el Grupo Sarandí, una tabacalera que maneja el 18% del mercado argentino, manifestó su interés por instalarse en Goya, en medio de la decisión de Massalin Particulares de cerrar su planta de la segunda ciudad de la provincia. 
“Hay una oferta del Grupo Sarandí, que quiere venir a instalarse en la ciudad de Goya”, dijo Valdés en declaraciones a la prensa tras participar del acto en el Salón Amarillo donde firmó con el Superior Tribunal de Justicia (STJ) un convenio para implementar el Sistema de Monitoreo y Supervisión para Víctimas de Violencia Doméstica.
“La tabacalera Sarandí ha manifestado intenciones de instalarse en Goya, quieren reunirse. Ellos manejan el 18% del mercado argentino. Hay que seguir conversando”, comentó el gobernador, que estuvo en la ciudad de Buenos Aires siguiendo de cerca las instancias de negociación entre Massalin y el sindicato de trabajadores del tabaco, en el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, que dirige Dante Sica. 
Las gestiones incluyeron una presentación ante la Corte Suprema de Justicia. “Esperamos que la conciliación continúe y se pueda salvar cada uno de los puestos de trabajo y no haya ningún trabajador despedido”, dijo y remarcó que el Gobierno provincial está “haciendo un esfuerzo enorme para que la industria tabacalera de Goya siga creciendo y la vamos a defender, para que no se pierda ningún puesto y se pueda agregar valor a un producto como el tabaco de la zona goyana”. 
“Soy optimista”, respondió Valdés sobre las perspectivas de alcanzar una solución para Goya, y opinó que el ofrecimiento que hizo Massalin de mejorar las indemnizaciones en un 20% “no es suficiente”. “Vamos a hacer lo que tengamos que hacer. En Goya se va a seguir produciendo tabaco”, afirmó.
“Hay que sentarse a conversar cuáles son los problemas que tienen, si los podemos resolver. En la industria del tabaco pesan muchos porcentuales impositivos”, evaluó, por lo que dijo que es necesario que el Estado “pueda acomodar la carga impositiva y hacer rentable la actividad”. “Hay que ser reflexivos y tenemos que sentar a todas las partes. Estamos con la firme voluntad de continuar con la industria del tabaco en Goya y vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para defender los puestos laborales”, afirmó. 
“Solicitamos a la Corte que reciba a las partes en el tema Massalin”, contó sobre las gestiones en la ciudad de Buenos Aires. “No es un problema del Gobierno provincial, pero queremos aportar a la solución”, agregó y cuestionó las “distorsiones impositivas mediante cautelares” de la Justicia Federal, que “terminan distorsionando el mercado”, y generan” reglas de la competencia diferentes. Tiene que haber seguridad jurídica e igualdad para todos los que producen en la industria del tabaco”, consideró.