12/11/2019

​Dalpozzolo: declaró la testigo clave y el tribunal rechazó el pedido de probation para uno de los imputados


La testigo clave en el juicio por la muerte de Roxana Dalpozzolo declaró este miércoles, al reanudarse la audiencia del proceso en que son juzgados los dos jóvenes que atropellaron a la chica, que murió después en el hospital, cuando huían tras haber cometido un arrebato.
Irma Correa, que declaró hoy, es la mujer víctima del robo previo al siniestro que terminó con la vida de Dalpozzolo. “Tengo miedo por mí y mis hijos. Recibí amenazas por la calle, tengo pánico de salir”, dijo en declaraciones radiales antes de la audiencia. 
El juicio comenzó el 30 de octubre, pero ese día se dio por finalizada la audiencia porque Correa no se presentó. Se ordenó buscarla en su domicilio, pero no dieron con ella. Hoy se reanudó el proceso por el que se juzga a Enzo Gabriel Gauna y Nahuel Ortiz Verdún, que iban en la moto que atropelló a un vehículo similar en que se desplazaban Dalpozzolo y su esposo, Cristian Galeano, en Laprida y Marechal, el 13 de agosto de 2018. 
En diálogo con La Dos, Correa contó sobre el robo, ese día, cuando fue a buscar a su hijo al colegio. “En la estación de servicio, me di cuenta de que los delincuentes me venían persiguiendo. Estiraron la mano para robarme y me tiraron de la moto. Me golpearon y robaron, lo agarré a mi  hijo de la pierna, para que no se golpee”, detalló y agregó que, cuando escapaban del robo, “pasó lamentablemente que atropellaron a  Roxana”.


El momento en que declaró la testigo, sin la presencia de los imputados en la sala./ Foto publicada por Radio Dos

“Tengo miedo, hay mucha inseguridad y complicidad. Tengo mucho temor de que me pase algo a mí y a mis hijos”, señaló Correa. “Tengo que salir porque trabajo y por mis hijos, pero tengo  miedo”, reiteró.
La querella espera que el Tribunal Oral Penal Nº 2 condene a Gauna y Ortiz Verdún por “homicidio en ocasión de robo”. El abogado Martín Ríos, representante de la familia Dalpozzolo, confirmó que la audiencia continuará el miércoles 13.
“Este hecho no se puede desdoblar en dos, como pretende la defensa, en un robo y un accidente”, aclaró Ríos y comentó que el tribunal no admitió el pedido de probation formulado por el abogado de Ortiz Verdún. Además, había propuesto pagar una suma de 5.000 pesos a Correa, a modo de reparación económica.
Para declarar esta mañana, Correa pidió que no estén presentes los imputados ni ninguno de los familiares de estos. El tribunal accedió al pedido.
La querella solicita que se cambie la carátula del caso, que actualmente es de “robo simple” para Ortiz Verdún y de “robo simple en concurso real con accidente de tránsito” para Gauna, que conducía la moto cuando ambos huían. Ríos entiende que se los debe juzgar por “homicidio en ocasión de robo” y que la secuencia del arrebato a Correa y el choque a Dalpozzolo sean juzgados como un solo acto criminal.