06/07/2020

​El fiscal asegura que “no hay indicios” para vincular a tres jóvenes con la muerte del chico que cayó del 4º piso


La foto muestra el balcón del 4º piso, con el panel de la baranda desprendido./ Radio Sudamericana


El fiscal de Instrucción Gustavo Robineau dijo este lunes que de lo investigado hasta ahora en el caso de la muerte de Octavio Ortmann, que cayó del 4º piso de un edificio, en esta capital, no se desprende que haya habido en forma previa una pelea, y que, sobre la base de las declaraciones de los menores que estaban en el lugar, Ortmann estaba solo en el momento del hecho, por lo que rechazó las versiones que circulan por las redes sociales sobre un presunto homicidio.
“Se está actuando de manera seria, siempre teniendo como prioridad la circunstancia de la víctima, un menor de 16 años, de las personas que estuvieron en el lugar, no precisamente en el momento del hecho sino en el contexto de una reunión de un departamento particular, también menores de edad”, dijo Robineau en declaraciones a la prensa. “Acá no hay solo una víctima sino también un conjunto de personas, menores, a las que hay que preservar”, señaló. 
“Ante el escrache” e “invasión de información falsa en las redes”, el fiscal aclaró que “las tres personas que estuvieron anteriormente con el chico Ortmann no estuvieron en el departamento en el momento del hecho trágico de la caída. Es fundamental señalarlo porque es impresionante la cantidad de mensajes que hablan de homicidio, de peleas”, dijo en declaraciones que reproduce radio Sudamericana.
“La información que tenemos es que, en base a comentarios de estas personas que no estuvieron en el momento del hecho, en principio Ortmann habría estado solo en el departamento. Eso no descarta la presencia de otra persona diferente de estos menores”, afirmó.
Según el fiscal, “los tres menores que formaban parte de esta reunión privada llegaron después de que Ortamnn cae, vienen desde la calle. Eso está registrado en las filmación de las cámaras del edificio”, ubicado en Moreno al 1700, y destacó la importancia del “aporte de las cámaras, porque sin ese aporte, los tres chicos estarían imputados”. 
“Pudimos ver las  imágenes ayer a la mañana, con lo que es imposible cualquier manipulación o interferencia”, aclaró Robineau, y detalló que lo se ve es que “primero caen algunos elementos del balcón, el [panel de] vidrio [de la baranda], y después el chico. Una de las personas señaladas como autora [de la caída] no estaba ahí. Pudo haber otra persona; en principio, no tengo la información”, explicó. 
“La cámara [del edificio] toma claramente dónde queda el cuerpo, que coincide con el ingreso”, dijo y señaló que la autopsia, realizada este domingo, determinó que Ortmann, jugador de básquetbol del Club San Martín, falleció casi en el acto por “traumatismo craneano y de tórax, que provocó la explosión del hígado y del pulmón, la fractura de la clavícula y costillas, todo eso provocó gran cantidad de heridas internas”.
Robineau aclaró que “exteriormente, el cuerpo no presentaba lesiones” relacionadas con algún tipo de “agresión”, salvo “lesiones en la mano, que no tiene relación directa con la causa de la muerte”, dijo. 
El caso está caratulado como “averiguación causa de muerte”, ya que se buscan determinar “las circunstancias del momento previo de la caída” del joven de 16 años, que cursaba el 5º año en el Colegio General San Martín, de esta capital. 
“Él estaba en el departamento en una reunión con el hijo del dueño [del inmueble], que tenía la llave. Otros dos menores salen del departamento junto con otras menores [de 13 años], que estuvieron poco tiempo en el edificio. Y ellos relatan que el chico Ortmann quedó solo en el departamento”, reiteró Robineau. 
“Sabemos las consecuencias del hecho, la caída, la causa de muerte. Ahora hay que desentrañar qué paso en el 4º piso en el momento previo”, analizó el fiscal en diálogo con Radio Dos, y marcó “la necesidad de preservar la intimidad de la víctima y de los menores que participaron de la reunión, ante la información falsa que circula y a quienes señalan como homicidas o hablan de una pelea o una caída intencional”. 
“La información que aparece en las redes sociales sobre las tres personas menores de 16 años –particularmente una como la que ocasionó la caída–, es falsa. En el momento del hecho, los tres menores no se encontraban en el edificio. Se retiraron antes y volvieron cuando Ortmann ya había caído”, detalló el fiscal.
“Sabemos que el hecho implicó el uso de fuerza y violencia, con la caída del panel del balcón y después la caída del cuerpo. No podemos descartar algún episodio en el balcón, pero hasta ahora la desconocemos”, añadió. 
“No podemos concluir en que fue una conducta de la propia víctima o de un tercero”, dijo y comentó que el “análisis toxicológico del cuerpo”, cuyos resultados estarían en 15 días, aportará datos sobre las condiciones en que estaba Ortmann esa noche en el departamento, que es utilizado por los propietarios como un “lugar de tránsito”.
Robineau aclaró que la familia de la víctima prestó “conformidad con todo lo actuado” e hizo hincapié “en determinar cómo se produjeron las lesiones en la mano” del joven. 
“Todas las versiones de pelea, riña o violencia previa no están corroboradas. No hay indicios”, subrayó y resaltó que en la causa “no hay imputados”.