14/11/2019

Premian modelo correntino en Encuentro Nacional de Caminos y Transporte Rural

La Provincia recibió una mención especial por las soluciones viales que realiza en el interior. También fue reconocida con el Premio Quijote de la Mancha, por organizar el taller sobre vías rurales en Curuzú Cuatiá. 


Como un reconocimiento tácito al cambio estructural que le significó al interior profundo el mejoramiento de los caminos rurales, la Provincia recibió una mención especial por el trabajo presentado en la convocatoria nacional sobre soluciones y prácticas para la transitabilidad en caminos de tierra, efectuada en el marco de los Talleres Zonales de Caminos Rurales desarrollados  en distintos puntos del país. Además, recibió el Premio Quijote de la Mancha por haber sido sede del 6º Taller realizado en Curuzú Cuatiá y los avances alcanzados en materia de mejoramiento de caminos en la provincia.
Los galardones fueron recibidos el pasado jueves por el secretario de Agricultura y Ganadería del Ministerio de Producción, Manuel García Olano, durante el Primer Encuentro Nacional de Caminos y Transporte Rural, propiciado por la Secretaría de Planificación del Ministerio de Transporte y la Red Académica de Seguridad Vial. En el encuentro se efectuó un balance de los talleres zonales, con el reconocimiento de sus coorganizadores locales, expositores y participantes, se presentaron los avances en Seguridad Vial y Adaptación al Cambio Climático en relación con los caminos rurales y se entregaron las menciones especiales para los trabajos destacados por el jurado en la Convocatoria Nacional de soluciones y prácticas para la transitabilidad en caminos de tierra.
Las iniciativas presentadas reflejan el trabajo en 7 provincias y 21 municipios, a través de 3 organismos nacionales, 6 provinciales, 8 gobiernos locales, 7 empresas privadas y 8 organismos no gubernamentales.
El jurado estuvo integrado por el ingeniero Arturo Abriani (profesor titular consulto de la Facultad de Ingeniería de la UBA, consultor de la Secretaría de Planificación del Transporte del Ministerio de Transporte); Lisandro Perotti (asesor de Gabinete de la Secretaría de Gestión del Ministerio de Transporte); doctor Hugo Rossi (subsecretario de Coordinación Política del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca); licenciada Elisa Destéfano (directora nacional de Asistencia al Desarrollo Municipal, Ministerio  del Interior, Obras Públicas y Vivienda); María del Valle Peralta (asesora de la Dirección de Cambio Climático, Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable); Alicia Fregonese (diputada de la Nación); ingeniero Nicolás M. Berretta (secretario técnico-administrativo del Consejo Vial Federal); ingeniero Fernando Vilela (profesor titular de Agronegocios, Facultad de Agronomía de la UBA; asesor del Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires); licenciado Pedro Scarpinelli (director de la Unidad del Observatorio y Estadísticas en Seguridad Vial de la provincia de Buenos Aires) y Tomás Palazón (director del Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la Sociedad Rural Argentina).

El trabajo correntino

La presentación del Plan de priorización de los caminos rurales de Corrientes, del Ministerio de Producción de la Provincia; el Consejo Federal de Inversiones y la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina fue destacada por el jurado en la Convocatoria Nacional de soluciones y prácticas para la transitabilidad en caminos de tierra. 
Corrientes se convirtió en la primera provincia en realizar una investigación distinta sobre su red vial. Con estos resultados, se busca la mayor eficiencia para mejorar sus caminos según un orden de prioridades, teniendo en cuenta una amplia gama de factores, como las principales producciones de la provincia: ganadería, forestal, arrocera, horticultura, citrícola, yerbatera, turismo y potencialidad de agricultura extensiva. También se estimó una prioridad educativa en base a la geolocalización de 1.026 escuelas rurales, con casi 60.000 alumnos. 
Otra de las variables fue la conectividad entre centros urbanos: se dio mayor preferencia a aquellos caminos que podrían ser utilizados para acortar las distancias y mejorar la conexión entre pueblos y ciudades. 
Entre las variables, se sumó un aspecto de adaptabilidad según condiciones climáticas, identificando aquellos caminos y rutas no pavimentados que, de estar en buen estado, pueden ser utilizados como alternativa frente a cortes por inundaciones de las principales rutas pavimentadas. 
Corrientes y la FADA sacaron la lupa y llegaron a un mapa informativo que permitirá optimizar la gestión del plan de obras de mejoramiento de los caminos rurales de la provincia y al mismo tiempo, dimensionar la importancia relativa de las rutas provinciales y nacionales pavimentadas, como también generar políticas y obras en ese sentido.