12/11/2019

Con una aplicación de código QR promueven la difusión del parque Iberá

Las rutas de acceso a los distintos portales, una guía y la posibilidad de contacto directo con hoteles y prestadores de servicios y toda la información de utilidad para los turistas fueron concentradas en un “folleto virtual”, que además incluye un guiado inclusivo en lenguaje de señas. El material será presentado hoy.


El espacio concebido como centro de interpretación y de difusión turística relacionada con el Iberá, ubicado en inmediaciones del parque Cambá Cuá (Carlos Pellegrini 501), será esta mañana el punto de encuentro para la presentación de un “folleto virtual”, que compendia en una plataforma accesible a través de la tecnología QR toda la información que cualquier visitante necesita para llegar, alojarse y contratar servicios en cualquiera de las localidades en torno al nuevo parque nacional y el área de reserva provincial.
“Trabajamos en esto por muchos meses y ahora está listo para lanzarse. Hay mucha expectativa por parte de las comunidades y de los prestadores turísticos, quienes coinciden en que será una gran herramienta de difusión y muy útil para los visitantes, en especial los extranjeros”, explicó Roxana Acosta Falcón, coordinadora de la Casa Iberá, en diálogo con La República.
“En la primera etapa, se van a distribuir folletos y afiches con el código QR en las localidades de influencia. Haremos una prueba piloto, para luego multiplicar la llegada a hoteles, agencias de viajes y otros espacios visibles en toda la provincia. El proyecto apunta –en el futuro– a integrar también la información de todo el corredor ecoturístico con provincias vecinas: las cataratas del Iguazú, en Misiones; El Impenetrable, en Chaco y el bañado La Estrella, en Formosa”, anticipó la referente. 
Se trata de un “folleto digital”, que presenta la posibilidad de ser descargado –a través de escanear el código QR con cualquier dispositivo celular o tablet– para luego poder acceder al contenido, aun sin acceso a Internet en ese momento. “El folleto te lleva a la ubicación en el mapa de Google, con indicaciones de cómo llegar desde donde estés. Y también incluye el contacto directo a través de whapp de los principales prestadores y áreas de informes de cada pueblo”, recordó Alarcón.


Por otra parte, el contenido suma toda la información que se difunde de manera habitual en la Casa Iberá, pero en lenguaje de señas. “Fue un aporte muy valioso del Instituto Hellen Keller, quienes hicieron la traducción con videos de todo el recorrido guiado de la Casa Iberá. Se trata de un concepto de hacerlo accesible, en todos los aspectos. El usuario levanta el código QR en su teléfono y puede acompañar el recorrido con este guiado. Ahora apuntamos a generar, el próximo año, un mapa háptico, orientado a personas ciegas, e conjunto con el Instituto Valentín Haüy. Buscamos la misma accesibilidad para todos”, recordó.
El folleto virtual puede además ser compartido a través de whapp. “Solo hay que descargar la aplicación de lectura de código QR, y luego escanearlo. Quienes nos visitan fuera de horario de atención, o se encuentren recorriendo los accesos del Iberá, tendrá toda la información y los contactos disponibles en el momento”, destacó. “En Casa Iberá se trabaja de domingo a domingo. Y de ese modo, podremos estar disponibles para consultas e informes para quien lo requiera, siempre”, sostuvo al final.

La experiencia pionera de Mburucuyá

Desde hace unos cuatro meses, la localidad donde se ubica el primero de los parques nacionales radicado en territorio correntino ya explora la experiencia de difusión de información y servicios a través de un folleto con código QR.
“Apuntamos a fortalecer el turismo, a través de esta propuesta que fue innovadora y surgió como iniciativa de uno de nuestros colaboradores, Sergi Juarez”, destacó Luis Di Franco, viceintendente de la localidad, al ser consultado por este medio.
“Analizamos la información que se podía incluir, y nos llevó un tiempo recorrer y conversar con todos los actores públicos y privados, para hacer un folleto lo más completo posible. Se incorporaron comercios de distintos rubros, un mapa detallado con los principales puntos de referencia de la ciudad, y también alojamientos y locales gastronómicos. Por otra parte, se incluyó un mapa de la región, que pueda servir al visitante para orientarse por las rutas que conducen a las localidades cercanas”, describió el funcionario.
“En los últimos diez años, Mburucuyá viene sumando prestadores, emprendedores y comercios que brindan atención al turismo. Es una ventana para poder mostrar y respaldar esas iniciativas. Pero el principal objetivo es el de acompañar y recibir a los visitantes. Tenemos un parque nacional y somos uno de los accesos al Iberá. Poder visibilizar lo que tenemos es prioritario”, evaluó Di Franco.
Con esa visión, desarrollaron al menos tres modalidades para que el código QR –con el folleto digital– estuviera accesible para la comunidad y los turistas. “El principal es un plástico atornillado en puntos claves, como el municipio, el centro de informes, las plazas y otros lugares públicos. Cualquiera que pase puede escanearlo, porque está siempre fijo”, detalló.
Otro soporte es un adhesivo. “Nos permitieron así pegarlos en las vidrieras de los supermercados y comercios. Apuntamos ahora a que todos los lugares de comida puedan exhibirlos”, recordó.
En tercer lugar, se imprimió el código en un plástico resistente, del tamaño de una tarjeta de crédito, para ser distribuido y entregado al turista que lo solicite. 
“Trabajamos con la asociación de prestadores de servicios turísticos, y con el Parque Nacional. Esperamos que nuestra experiencia con el código QR pueda ir creciendo, se va a ir actualizando periódicamente. Y además incorporarse a la oferta del Iberá. Para que quienes quieran visitar Mburucuyá encuentren la información que les haga falta y les sea útil, siempre disponible”, enfatizó al final.