12/11/2019

Aún sin casos, Corrientes continúa con la vacunación contra el sarampión


El Ministerio de Salud Pública, a través de la Dirección de Inmunizaciones, continúa trabajando en el marco de la “Respuesta Provincial al Alerta Mundial del Brote de Sarampión”. Se trata de la estrategia preventiva que la cartera ya viene implementando en todo el territorio provincial, enfocada en vacunación, vigilancia epidemiológica y laboratorio.
“Los aspectos fundamentales que continuamos trabajando y que se intensifican tienen que ver con la vigilancia epidemiológica, el laboratorio, el pensar en sarampión y hacer el diagnóstico y la vacunación, que es la prevención primaria”, dijo la directora de Inmunizaciones, Angelina Bobadilla.
“Toda la comunidad, no solo el equipo de salud, tiene que estar pensando en sarampión. En el caso de haber fiebre, lesiones en la piel después de días de la fiebre, ir a la consulta médica, no minimizar lesiones en la piel y descartar el caso si fuera necesario o confirmarlo”, agregó.
A la fecha, Corrientes aún no registra casos de la enfermedad, pero en el país ya se confirmaron 38 personas afectadas. El sarampión se previene con la triple viral, vacuna disponible en la provincia.
“La Organización Mundial de la Salud (OMS) activó el sistema de alerta internacional por el brote muy importante que hay en todos los continentes y países y Argentina no es la excepción, empezó a tener casos”, indicó la funcionaria.
“Las vacunas están disponibles, se sigue con la distribución nacional, permanentemente estamos recibiendo stock de vacunas, todas las del calendario y también la triple viral”, agregó.
Por otra parte, la directora Bobadilla indicó: "Estamos capacitando a todo el equipo de salud en general y esto forma parte de las estrategias que estamos impulsando en la provincia como respuesta al alerta internacional sobre el sarampión".
Los que deben recibir las dosis son: 
-De 12 meses a 4 años inclusive: deben acreditar al menos una dosis de vacuna triple viral (sarampión-rubeola y paperas).
-Mayores de 5 años y adultos: deben acreditar dos dosis de vacuna con doble o triple viral después del primer año de vida.
-Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque se consideran inmunes.
El sarampión es una enfermedad viral muy contagiosa y potencialmente grave, que se propaga fácilmente cuando la persona infectada elimina secreciones respiratorias al hablar, toser o estornudar, o por estar en contacto con cualquier objeto contaminado. Afecta sobre todo a los niños y en algunos casos puede ser letal.