12/11/2019

Analizan pruebas para sostener los cargos contra dos detenidos

El juez de la causa espera el informe detallado de la autopsia realizada a Marcelo Daniel Bogado (44), además del sumario policial.


El juez que investiga el asesinato de Marcelo Daniel Bogado (44) espera los informes de los peritos que trabajaron en la escena donde hallaron el cuerpo así como  el examen de la autopsia. Por el momento, hay un  detenido y otro demorado. Una vez que el magistrado reciba esa documentación, correrá vista al fiscal para que determine si es necesario avanzar con otras medidas. Las pruebas servirán para sostener los cargos contra uno de los detenidos y confirmar la sospecha del otro, que está demorado en averiguación de su presunta participación en el hecho. 
Actúa la comisaría 21ª, por jurisdicción, con la colaboración de las Direcciones Metropolitana y de Investigación Criminal, y personal de Delitos Complejos.  
Interviene el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Juan Manuel Segovia, Fiscalía de Instrucción Nº 2 de  Raúl Alfredo Pasetto.

Salida y muerte

En la reconstrucción de los últimos momentos de la víctima, una amiga contó a Radio Dos que Marcelo Bogado salió el miércoles 16 hacia una hamburguesería en el barrio San Gerónimo y desde ese momento perdieron todo contacto. No respondió ningún llamado a su teléfono celular. También reveló que se había separado de su esposa, hacía unos tres meses.
En el vecindario lo conocían como prestamista. Pero sus familiares no desmintieron ni confirmaron que se dedicaba a esa actividad. Optaron por mantener  reservas en ese sentido.
Se sabe, porque en su momento trascendió a los medios, que estuvo preso en dos ocasiones cuando lo encontraron en los cajeros automáticos extrayendo dinero con tarjetas de beneficiarios de planes sociales. 
Por su parte, fuentes policiales señalaron que ,en las últimas horas de la noche del viernes 18, un hombre avisó a la policía sobre un fuerte olor nauseabundo que había de una precaria vivienda, situada por calle 10, frente a la manzana 72, en un asentamiento del barrio Doctor Montaña. 


El cadáver estaba envuelto con una sábana y en una heladera. En la investigación preliminar, detuvieron a un muchacho, de apellido Vallejos (29) y otro, de apellido García, quien había alertado a la policía.  
Además, se secuestró una camioneta Ranault Kangoo.

Recibió un mazazo en la cabeza y lo apuñalaron

Marcelo Daniel Bogado fue ejecutado con un mazazo en la cabeza, pero también fue apuñalado, reveló Gustavo Briend, abogado de la familia. Además, tenía las manos atadas. 
El profesional, en declaraciones a Radio Dos, sostuvo que “la vivienda donde hallaron el cadáver pertenece a un hombre con el que habría mantenido algún vínculo de negocio”. 
La hermana de la víctima había pedido la colaboración de los medios para establecer el paradero de Marcelo. 

Marcelo Bogado estuvo preso en dos ocasiones

En el vecindario sabían que Marcelo Daniel Bogado se dedicaba a prestar plata y, entre sus clientes, figurarían varios beneficiarios de planes sociales.
Lo detuvieron en dos ocasiones cuando operaba en cajeros automático para extraer dinero. Los procedimientos se realizaron cuando detectaron que Bogado tenía varias tarjetas de esos beneficiarios. 
La investigación determinó que prestaba dinero y, para asegurarse el pago de las cuota, le retenía las tarjetas. Cobraba su parte y el resto se lo entregaba al titular. 
A continuación los operativos realizados por la Policía:
Sábado 6 de octubre de 2018: a las 21.30, la policía sorprendió a un hombre que retiraba dinero utilizando distintas tarjetas. 
Se inició el procedimiento en el cajero situado en 9 de Julio y La Rioja, y se constató que tenía 99 tarjetas de planes sociales con sus respectivas claves y $100.000 en efectivo. El detenido, Daniel Bogado (44), quedó alojado en la comisaría 3ª. Recuperó días después la libertad por orden judicial.
Viernes 7 de mayo de 2019. Por la mañana, fueron detenidos dos hombres en un cajero situado por ruta nacional Nº 12, frente al Club Boca Unidos. Uno de ellos, de apellido Bogado, tenía 24 tarjetas de débito de distintos bancos y $ 37.700. El otro, de apellido Tachile, llevaba 4 tarjetas y $ 17.100.

Hermetismo para no afectar la investigación 

Las lesiones que tiene el cuerpo de Marcelo Bogado indican que fue un homicidio. 
Los peritos que trabajaron en el lugar deberán constatar, con la rigurosidad científica, si lo mataron allí o el crimen se cometió en otro lugar.
Oficialmente no se informó sobre el secuestro de armas de fuego, cuchillo u otro elemento que se habría utilizado para concretar el crimen.
El cuerpo estaba atado y envuelto en una sábana y dentro de una heladera volcada sobre el suelo, utilizada como un ataúd. 
Al parecer, la intención habría sido trasladarlo a otro lugar para sepultarlo en algún campo o arrojarlo a un río. 
Para esa tarea, tenían previsto un vehículo utilitario Renault Kangoo, de uno de los detenidos, que fue secuestrada.
La investigación deberá determinar si el homicidio está directamente vinculado con el préstamo de dinero o si fue por otro motivo. También no se descarta un crimen por encargo.
Fuentes  vinculadas a la investigación mantienen reservas para no entorpecer la tarea policial y judicial. 
El juez espera el informe de los peritos que trabajaron en la escena donde hallaron el cadáver. También aguarda el resultado de la autopsia. Probablemente, lo mataron ese mismo día en que salió y desapareció, por lo que el cuerpo comenzó a descomponerse. No trascendió si la heladera estaba en funcionamiento o en desuso y si la precaria vivienda contaba con  servicio de energía eléctrica. El detenido y el demorado, que están incomunicados, aún no habrían expuesto sus testimonios en el sumario policial. Hoy, serían llevado al Juzgado para identificarlos formalmente y cumplir con una rutina para estos casos.