15/11/2019

​El primer debate presidencial | Qué dijeron los candidatos sobre Venezuela, la deuda, el aborto y la salida de la crisis


MAURICIO MACRI

El presidente y candidato a la reelección por Juntos por el Cambio le pidió anoche al electorado que “sigamos trabajando juntos y logremos resolver juntos los problemas que faltan” en el país, después de un primer mandato en el que logró “resolver muchos problemas”, durante su participación en el primer debate presidencial, que se desarrolló en el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral, en la ciudad de Santa Fe.
Macri destacó que, cuando asumió sus funciones, en diciembre de 2015, “Argentina era uno de los países más aislados del mundo y su socio estratégico era Venezuela”, por lo que bajo su administración se “trabó una relación de confianza con los líderes del mundo”, además de “revitalizar” el Mercosur a través del acuerdo con la Unión Europea.
Sostuvo que Cristina Kirchner “condecoró con la orden de San Martín al dictador (Nicolás) Maduro” en Venezuela, mientras su gestión “reconoció” al presidente designado Juan Guaidó. “En esto no puede haber dobles discursos: se está con la dictadura o la democracia, y la neutralidad es avalar la dictadura”, dijo.
El presidente aseguró que tiene “claro” que “defender la familia argentina es enfrentar al narcotráfico”, por lo que le “preocupan algunas definiciones que hemos encontrado en la oposición”.
Abogó por “cambiar y ser creíbles” a través de “un consenso” entre todas las fuerzas para “tener una economía estable”, al recordar que “no existen países exitosos con alta inflación o economías desordenadas” y que Argentina “hace décadas que no puede resolver la pobreza y hace 80 años que estamos obsesionados con el dólar”.
El presidente indicó que “2 de cada 3 pesos” que su administración tomó de deuda fue “para pagar deuda del Gobierno anterior, y el peso restante fue para pagar el déficit fiscal, que no hemos podido reducir totalmente”, admitió, además de señalar que en su gobierno “la deuda creció un 26% del PBI”.
Macri dijo también que le “alegra y sorprende” que el Frente de Todos “ahora hable de corrupción”, además de que “también” le “sorprende” que el candidato kirchnerista Alberto Fernández le diga que “destruyó la economía”, cuando hace muy poco dijo más de una vez que quien hizo eso fue su compañera de fórmula Cristina Fernández.
Sobre género opinó que es “inaceptable que en el siglo XXI haya desigualdades entre hombres y mujeres”, por lo que bajo su administración se lanzó un “plan nacional de igualdad” y un paquete de medidas contra la violencia de género, no obstante lo cual anunció que en un eventual segundo mandato “potenciará” este aspecto.
En seguridad, “el Gobierno anterior las víctimas de delito no tenían derecho”, por lo que su administración tiene “claro que la prioridad son las víctimas de delito y los ciudadanos, y estamos contra los delincuentes”.
Macri destacó que el área de Ciencia y Tecnología es “uno de los 5 presupuestos que más creció en nuestro gobierno”, además de que “en la universidad hemos dado aumentos todos los años por encima de la inflación”.
El candidato de Juntos por el Cambio agregó que “imagina” que el candidato a gobernador bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof, “va a poner una narco-capacitación en todas las escuelas”, en referencia a las definiciones del postulante respecto de que “hay gente que se dedica a vender droga porque se quedó sin laburo”.
También sostuvo que “volvió el dedito acusador, el atril y la canchereada”, lo que significa que “el kirchnerismo no cambió, por más que se oculte y trate de mostrarnos algo distinto”, razón por la que expresó sobre la elección del domingo 27 que “esto depende de nosotros”.
Macri destacó su gestión en el PAMI y recordó que, cuando asumió, ese organismo estaba caracterizado por el “mal servicio a los afiliados” y era una “cueva de corrupción”, cuando hoy, dijo, “dos de cada tres medicamentos son gratuitos y funciona de forma transparente y digitalizado, y eso demuestra que se puede administrar una empresa pública con eficiencia y transparencia”.

ALBERTO FERNÁNDEZ

El candidato presidencial del Frente de Todos (FDT) dijo anoche que en el debate de 2015 “alguien mintió mucho y otro dijo la verdad: el que mintió fue el presidente [Mauricio Macri], que quiere volver a ser presidente, y el que dijo la verdad está en primera fila”, en referencia al candidato a suceder a Cristina Kircher por el Frente para la Victoria (FPV) en 2015, el exgobernador Daniel Scioli.
“Vengo a decirles la verdad y que podemos hacer otro país”, dijo Fernández, en el debate presidencial previo a las elecciones del 27 de octubre.
El candidato del Frente de Todos afirmó que si es presidente “no va a permitir que la globalización y la apertura (económica) se lleven puesto al trabajo argentino”.
“También reivindicó al Mercosur que “desde hace mucho está abandonado” y que desde ese espacio “podemos discutir muy bien un acuerdo con la Unión Europea”, pero objetó que del firmado por el actual Gobierno “no conocemos la letra chica y países como Irlanda y Francia dicen que no lo van a aprobar”.
En el capítulo de relaciones internacionales en el debate presidencial 2019, Fernández añadió que “vamos a reivindicar la soberanía sobre nuestras Islas Malvinas y en memoria de los más de 600 argentinos que quedaron allí (muertos en la guerra) me voy a ocupar de que las cosas sean distintas”.
Fernández dijo que “se impresiona cuando el presidente dice las cosas que dice”, y dirigiéndose al actual mandatario le dijo “no sé qué país gobierna”; le reclamó que no intervenga en el caso Venezuela y que espera que “ningún soldado argentino termine en tierra venezolana”.
También sostuvo que “no quiero eludir el tema de Venezuela pero más problemas tienen los venezolanos y quiero que los venezolanos resuelvan el problema; no quiero intervenir en Venezuela, y espero, señor presidente, que ningún soldado argentino termine en tierra venezolana”.
“Debo confesar que me impresiona cuando el presidente dice las cosas que dice, no sé si sabe qué país gobierna y las cosas que hace: las relaciones internacionales no es sacarse fotos con los líderes. No alcanza con las fotos y un G-20. Pasaron siete semestres y las inversiones no llegaron”, enfatizó Fernández en el debate presidencial, en el capítulo Relaciones Internacionales.
Fernández, dijo que el gobierno de Mauricio Macri “fracasó rotundamente” con su política económica y le enrostró al actual mandatario que “sus amigos se llevaron 30.000 millones de dólares” del país.
Tras reiterar en el debate presidencial que “no sabe en qué país vive” Macri, le pidió al jefe de Estado que “deje de mentir” porque “nos hizo un daño enorme”.
El candidato reiteró su postura en favor de la legalización del aborto para “terminar con la hipocresía”. “Todos saben lo que pienso y hay que tender a la legalización del aborto”, para que haya “oportunidad para las mujeres pobres que no pueden, como las mujeres ricas, atenderse en lugares privados en condiciones de asepsia”, dijo Fernández, quien pidió que “terminemos con la hipocresía”.
Fernández completó que “si hay dos cosas que no atendió el gobierno de Mauricio Macri fueron la salud y la educación”.
“Los insumos, las vacunas, el sistema de salud entraron en crisis y volvieron enfermedades que estaban desaparecidas, dijo Fernández en el debate presidencial.
“Tampoco le interesa la educación pública y me hubiera gustado que estos liberales hubieran aprendido de Alberdi y Sarmiento” acerca de la educación, sostuvo, y añadió que si es mandatario va a “prestar mucha atención a la salud, a la ciencia y la tecnología”.
“Sé que ustedes cuentan conmigo, yo cuento con ustedes”, dijo el candidato peronista. En su cierre volvió a embestir contra el presidente: “2.000 puntos de riesgo país y dicen que hemos vuelto al mundo... qué raro lo que dice el presidente”, expresó.
Tras mencionar el desempleo, la pobreza, la inflación y el cierre de empresas, le achacó al actual gobierno que “es lo que hacen cada vez que llegan al poder. Nos quieren hacer creer que cada 10 años chocamos con la misma piedra pero la piedra son ellos”.

ROBERTO LAVAGNA

El candidato a presidente de Consenso Federal señaló que “los argentinos somos conscientes de que vivimos una complicada situación social, pero vamos a salir, en la medida que pongamos el hombro” para recuperar la economía y superar la grieta política.
Lavagna aseguró que el tema Malvinas ocupa un lugar destacado en la agenda de trabajo de su fuerza política, aunque llamó a los argentinos a concentrarse en el comercio, la energía y medioambiente”.
Asimismo consideró que el Mercosur “es un proyecto estratégico que ha sufrido un estancamiento en los últimos años”, y sobre el acuerdo recientemente logrado con Europa opinó que “puede ser una oportunidad pero nos puede volver a colocar” en una mala situación.
Al abordar cuestiones económicas, que deben cesar “las frases marketineras como ‘brotes verdes’, ‘ahora podemos crecer’ y ‘lluvia de inversiones’” para hablar de un supuesto crecimiento, y criticó al Gobierno que “en cuatro años, lleva tres con caída del producto bruto” que a su juicio se convirtió “en mayor pobreza”.
Lavagna que el tema de los derechos humanos “adquiere distintas facetas según las circunstancia históricas” y opinó que “si hay un derecho humano violado es el hambre en la Argentina. El exministro de Economía cuestionó que “cuesta mucho creer que es un país como la Argentina haya hambre” y alertó sobre una supuesta “emergencia nutricional”.
El candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna, señaló esta noche que “los argentinos estamos mal y podríamos estar mucho mejor, hay un futuro mejor, un futuro distinto, que lo sepan tantos jóvenes que buscar irse del país”, y pidió que dejen de “burlarse de la gente con discursos vacíos”.
En el minuto libre que tuvo durante su participación en el primer debate presidencial por ley, el exministro de Economía llamó a las clases política, sindical, empresaria e intelectuales a “asumir los fracasos” y a buscar los caminos para encontrar grandes consensos. “Consenso Federal estará para eso”, cerró Lavagna.

JOSÉ LUIS ESPERT

El candidato del Frente Despertar dijo que “finalmente llegamos” a las elecciones generales “a pesar de las trampas que algunos de los aquí presentes nos pusieron”, al presentarse en el debate presidencial en el que afirmó que defenderá “las ideas de libertad y sentido común”.
Espert aseguró que “en Venezuela hay una dictadura asesina” y que Argentina “debe hacer los máximos esfuerzos para que el dictador Nicolás Maduro se removido de su cargo”.
En relación con la deuda externa, dijo que “o vivimos del comercio abriendo la economía o si nos endeudamos respetemos los contratos y no hagamos el mismos desastre que en diciembre de 2001”.
El economista criticó a las “corporaciones que nos devoran” y afirmó que “la salida es el libre comercio, pero para no morir en el intento necesitamos un Estado de impuestos razonables y costos laborales mucho más reducidos que en la actualidad”.
“Argentina tiene un sistema que destruye a la gente que vive en el país”, agregó.
En lo social, afirmó que “los derechos humanos parecen haber sido secuestrados por los asesinos de los 70” y señaló que no está de acuerdo con que “la educación sexual integral (ESI) degenere en ideología de género”.
En materia de educación “arancelar la universidad pública” y “limitar el derecho de huelga” de los docentes. En ese sentido, dijo “basta de paros, Baradel”, en alusión a Roberto Baradel, jefe del Suteba.
Además, planteó “quitarle las obras sociales a los sindicatos” en materia de políticas de salud.
Espert aseguró que el gobierno de Cambiemos “no puede evitar que vuelva el kirchnerismo” al poder, pero dijo al mismo tiempo estar convencido de que “nosotros sí lo podemos hacer”.

JUAN JOSÉ GÓMEZ CENTURIÓN

El candidato a presidente del Frente NOS preguntó “por qué no fueron todos juntos en las PASO” y dijo que comerciará “con todos los países del mundo sin restricciones ideológicas” si es presidente excepto “los que financien el terrorismo o el narcotráfico”.
“Sin confundir comercio con diplomacia” aseguró hoy en el bloque sobre relaciones internacionales en el debate presidencial.
Gómez Centurión resaltó que el país posee un “modelo de defensa desarticulado por años de irresponsabilidad y falta de inversión” y por eso diseñará “uno acorde a los 10 millones de metros cuadrados”.
Sobre economía, opinó “no hay paraíso fiscal sin infierno fiscal, y hoy la Argentina es un infierno fiscal que castiga al desarrollo y la producción”
También pidió “achicar el gasto público y fiscal del Estado” y así “bajar de 163 a no más de 20 impuestos” como impuesto a las ganancias, ingresos brutos y asesores estatales, al exponer en el bloque sobre Economía y Finanzas del debate presidencial.
Además, apuntó a que “es una vergüenza que en Argentina haya millones de jóvenes que ni estudian ni trabajan” y por eso propuso “un plan de primer empleo que libere a los empleadores por tres años de la carga social”.
En lo social, Gómez Centurión propuso que de ser presidente va a “vetar cualquier ley del aborto y sus atajos” e “indemnizar a las víctimas de la subversión”, al hablar en el bloque Derechos Humanos, Diversidad y Género del debate presidencial.
“Es una hipocresía plantear que una mujer tiene derecho a decidir sobre la vida de otra persona”, agregó.
Por otro lado, dijo que “en el curro de los derechos humanos como lo denominó alguna vez [Mauricio] Macri, vamos a terminar con el pago de 2.000 millones de dólares a delincuentes terroristas que atacaron unidades militares”.
El candidato del Frente NOS propuso anoche “un calendario escolar no menor a 170 días” y “crear escuelas técnicas y de oficio para vincular el conocimiento y la práctica”, durante el bloque Educación y Salud del debate presidencial.
Gómez Centurión dijo que “la educación y salud constituyen el paradigma del Estado fallido”, donde los trabajadores de estos rubros “son los peores salarios que tienen”, y comparó “un salario de azafata de Aerolíneas con una maestra de grado”.
“La escuela pública ha sido rehén de las mafias sindicales”, consideró, y aseguró que está “de acuerdo con la educación sexual en los colegios” pero cambiaría “la perspectiva de género de la Educación Sexual Integral”.

NICOLÁS DEL CAÑO

El candidato presidencial del Frente Izquierda Unidad saludó al pueblo de Ecuador “por su gran ejemplo de dignidad y lucha”, a la vez que fustigó al presidente Mauricio Macri “por salir corriendo a apoyar” a su par de ese país, Lenin Moreno.
En la apertura del debate y en la temática Relaciones Internacionales, Del Caño dijo que en Ecuador “se está aplicando un brutal ajuste con el objetivo de reducir el déficit fiscal para pagar la fraudulenta deuda externa. Un violentísimo ajuste con muertos y heridos”.
“Esta situación nos demuestra que es imposible estar del lado de las mayorías y aplicar las políticas del Fondo Monetario Internacional”, criticó el candidato presidencial de la izquierda.
Sobre economía, opinó que la fuga de capitales “es uno de los principales problemas del país”, y propuso “una banca estatal gestionada por sus trabajadores”, al expresarse sobre la temática Economía y Finanzas.
Del Caño preguntó a los restantes candidatos de la oposición “cómo van a resolver los problemas de la fuga de capitales” que además dijo “trae devaluaciones y golpes de mercado”.
Sobre el tema de los jubilados, el candidato del Frente de Izquierda preguntó a sus pares de la oposición “si estarían de acuerdo en derogar todas las leyes y decretos que afectaron el nivel de vida de los jubilados”.
Del Caño dijo que su partido “tiene listas ciento por ciento a favor del aborto legal”, al opinar sobre derechos humanos, diversidad y género en el debate presidencial.
Para del Caño, “las mujeres no solo están sometidas a la desigualdad salarial y laboral, sino también a cargar con el trabajo doméstico no remunerado”. Añadió que las mujeres “son las que más están sufriendo esta crisis, y la deuda no es con el FMI o los grandes empresarios, la deuda es con las mujeres”.
El candidato presidencial del FIT acusó al presidente Macri de ser “un enemigo de la educación pública” y que, junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, “son responsables de un crimen social”.
“A este gobierno no le interesa la educación pública”, dijo del Caño en el cierre del bloque Educación y Salud del debate presidencial televisivo, donde añadió que “hay que revertir todo lo que hizo Carlos Menem en los 90”, que, explicó, “trasladó las escuelas a las provincias sin presupuesto. Eso se tiene que terminar”.
Del Caño dijo que para el FIT “es el Estado nacional el que debe garantizar los salarios de los trabajadores de la educación”.

Por ley

Si bien es una tradición extendida en el mundo, el debate presidencial tuvo escasa frecuencia en Argentina desde la recuperación democrática en 1983, hasta que una ley sancionada en 2016 estableció su obligatoriedad después de la iniciativa civil que se había realizado para las elecciones nacionales del año anterior.
El primer debate de 2019 se realizó anoche en la Universidad Nacional del Litoral de Santa Fe, y el segundo tendrá lugar el domingo 20 en el Salón de Actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), con los candidatos Mauricio Macri (Juntos por el Cambio), Alberto Fernández (Frente de Todos), Nicolás del Caño (FIT), Juan José Gómez Centurión (Frente NOS), José Luis Espert (Unite por la Libertad y la Dignidad) y Roberto Lavagna (Consenso Federal).