22/10/2019

Se normalizó el servicio Chaco-Corrientes y choferes locales esperan el pago del bono

El conflicto en el transporte de la vecina provincia, que afectó por cuatro días a la traza interprovincial, se solucionó ayer. Por otra parte, los conductores locales aguardan que el viernes esté depositado un monto de  $ 4.500, acordado con las empresas. 


El servicio de transporte público de pasajeros en Chaco, que afectó de forma parcial al interprovincial, comenzó a funcionar ayer con normalidad a partir de las 15, confirmó la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de esa provincia, en el transcurso del quinto día de paro de choferes, que afectó a Resistencia y el resto del área metropolitana.
En paralelo, el sindicato local de los choferes advirtió el lunes que en Corrientes podría haber retención de servicio este viernes, si las empresas no cumplen con el pago de un bono de 4.500 pesos, que fue acordado oportunamente. Esta retención sería porque los choferes se reunirán en asamblea, en ambos turnos, para analizar las medidas a seguir en caso de incumplimiento.
Choferes locales explicaron a La República que se trata de la primera cuota de un total de 16.000 pesos, que está acordado para el día 20 de septiembre, este viernes, y que la advertencia sindical apunta a que los empresarios cumplan, sabiendo a lo que se abstienen, en caso contrario.
Además, aseguraron que hay otros montos que las firmas están adeudando y que posteriormente eso también será motivo de reclamo.
El lunes, el secretario general de la UTA de Corrientes, Omar Correa, aseguró: “Si el viernes no impacta el pago, seguramente vamos a tomar una medida de acción directa”.
En el mismo sentido, reiteró con más detalles: “Si el viernes no nos pagan los 4.500, vamos a tener que hacer una asamblea informativa” y explicó que “es un pago no remunerativo, correspondiente al bono de 16.000”.
En comunicación con Radio Sudamericana, Correa remarcó que “todo lo que hace a los derechos de los trabajadores, que no quepa la menor duda que nosotros vamos a hacer los reclamos necesarios”.
En lo que va del año, casi todos los meses hubo conflictos con el transporte y, en este aspecto, el sector más perjudicado fue el de la capital. A comienzos de septiembre, se había producido otro problema en el sector, pero en esa ocasión afectó al de corta y media distancia. Para que ese conflicto –que fue el último hasta la fecha– se destrabe, el Gobierno provincial tuvo que intervenir.

Normalización en Chaco

Ayer por la mañana, referentes del Gobierno chaqueño, la UTA y la Cámara de Empresarios del Transporte Automotor de Chaco (Cetach) se reunieron en la Subsecretaría de Transporte para destrabar el conflicto, que se inició el viernes en reclamo del pago de un adicional de $ 10.000 a los choferes.  
Roberto Medina, subsecretario de Transporte de la Provincia, señaló que la Provincia transferirá $ 7,5 millones para que las empresas paguen lo reclamado por la UTA y destacó “la incontable valoración del sindicato en cuanto a flexibilizar algunas circunstancias laborales y también la colaboración del sector empresario”.
“Se llegó a un acuerdo pensando más que nada en lo que está sufriendo la gente y para los trabajadores, que van a poder percibir lo que se les está adeudando”, dijo Raúl Abraham, secretario general de la UTA Chaco, en declaraciones que reproduce Diario Chaco.
El dirigente sindical chaqueño confirmó que “el levantamiento se hace a partir de las 15”, hora en que las unidades empezaron a circular “en forma normal y habitual”.