22/10/2019

​La pavimentación de la calle Las Margaritas, una obra que cambiará una vasta zona de la capital


La segunda etapa de la pavimentación de calle Las Margaritas, de esta capital, continúa por parte de la Provincia. Ahora, las tareas de centran en la construcción de sumideros y el tendido de desagües que no solo desagotarán las aguas pluviales de esa arteria sino que también facilitarán el drenaje de muchas de las calles aledañas.
Los trabajos se realizan desde el cruce de Las Margaritas con Málaga (progresiva 757) hasta el cruce con la calle Río Dulce (progresiva 1820), donde tras la adecuación del servicios de cloacas y agua potable, se trabaja en la preparación del suelo, se aplica arena cemento y en algunos tramos ya se está colando hormigón.
El primer tramo de la obra está casi totalmente concluido, inclusive los trabajos complementarios de la rotonda del barrio Jardín. Solo resta terminar los cordones, la nivelación de veredas y otros detalles.

Desagües

Esta obra vial adquiere aún más trascendencia por los trabajos de desagüe que en todo el sector se ejecutan para garantizar el absoluto drenaje de las aguas pluviales de la calle Las Margaritas, que irán a desaguar en el Canal 4 e incluso directamente en el rio Paraná.


Aprovechando esos desagües con tubos de entre un metro y 1,2 metros de diámetro, se construyen sumideros de tierra, en calles adyacentes a Las Margaritas para la aliviar el drenaje de las cunetas.
Se construyeron tres sumideros de hormigón armado en el cruce de Las Margaritas con Los Girasoles, conectados a caños también de hormigón armado de un metro de diámetro que se extienden por más 700 metros por las calles Los Gladiolos y Los Tulipanes hasta Los Alelíes.
También se construye seis sumideros en la intersección de Las Margaritas y Málaga, donde cuatro de ellos son de hormigón y dos sumideros de tierra, para las cunetas aledañas.
Otros sumideros se construyen en el cruce con calle A. Ballerini, también conocida como Las Antillas. Allí son cuatro de hormigón, con la singularidad de que el tendido, que arranca con tubos de un metro de diámetro y termina con otros de 1,20 metros con cabezal de descarga de hormigón, desemboca directamente en el río Paraná.
Para aliviar las cunetas de las calles de tierra circundantes se construyen sumideros en Los Gladiolos y Los Lirios y están proyectados otros más no bien concluyan los trabajos topográficos de determinación de niveles, encarados a tal efecto, a fin de asegurar el escurrimiento adecuado por gravedad.

Datos generales

El objetivo de la obra es facilitar una mejor, rápida y segura circulación vehicular a esa parte de la ciudad, y aportar una importante conexión vial con beneficio directo para los barrios Jardín, Callantes, Molina Punta, Nueva Valencia, Sor María Assunta Pittaro y Parque Balneario Molina Punta.
Realizados por el Ministerio de Obras y Servicios Públicos, que conduce Claudio Polich, los trabajos se extienden a lo largo de 2.460 metros hasta llegar al río Paraná, donde habrá de rematar en una destacada bajada con explanada de acceso al reconocido balneario del lugar.
El pavimento colado es del tipo urbano simple de 15 cm de espesor, con cordones, sobre una base de arena cemento de 15 cm.