22/10/2019

Atendieron a una nena por quemaduras y descubrieron que había sufrido abusos


El director del hospital de Bella Vista, Juan Cruz Bruzzo, confirmó este jueves que una nena de 2 años que había sido atendida en el establecimiento por quemaduras presentaba signos de abuso sexual. Dos sospechosos, quienes tendrían relación directa con la menor, quedaron detenidos.
Según comentó el padre de la nena, hace unos meses debieron viajar con su esposa a esta capital, porque la mujer estaba cursando un embarazo de riesgo. Por las complicaciones, se ausentaron unas tres semanas de su hogar. Durante ese tiempo, la pequeña quedó al cuidado del tío abuelo.
La noticia del abuso la recibieron de los médicos del hospital Pediátrico, adonde fue derivada la nena por las quemaduras. El tío está actualmente en pareja con una hermana del padre de la niña. Con ellos quedó ella, mientras sus padres estuvieron en la capital.
Bruzzo dijo que la menor ingresó al hospital de Bella Vista el 30 de agosto último por quemaduras ocurridas durante un accidente doméstico. Sin embargo, tras las primeras atenciones y por la gravedad del caso, fue derivada al Pediátrico, donde los médicos descubrieron el abuso.
La nena tenía quemaduras en el 25% del cuerpo, localizadas sobre todo en la ingle. La gravedad era tal que, tras las primeras curaciones, la derivaron al Juan Pablo II.
“A los cuatro días de estar internada en Corrientes, nos cae como un baldazo de agua fría que la nena tenía signos de haber sido abusada sexualmente”, contó Bruzzo en declaraciones a LT 7 Radio Corrientes.
Se realizó la denuncia judicial y se desplegó el operativo para investigar el caso. “El mismo día que trajeron a la nena, mandamos asistentes sociales a la casa para que investiguen en qué circunstancia sucedió el hecho de la quemadura. Fueron atendidos por la abuela, porque los padres se habían ido con la beba al Juan Pablo II”, añadió.
El médico dijo que la abuela se había responsabilizado del accidente. Al parecer, la nena estaba jugando en el patio donde hay un brasero, movió la chapa y se le cayó comida caliente.
“Para nosotros, era un accidente doméstico, uno de los tantos que solemos tener. Después nos cae la noticia desde el Juan Pablo II por laboratorio y los exámenes de enfermedades venéreas del equipo de profesionales de que había sufrido abuso”, señaló. 
“Tuvimos que venirnos a Corrientes con mi esposa. Mi nena quedó al cuidado del tío de mi señora y creemos que pudo haber sido ahí”, contó Héctor Solís, padre de la niña, en declaraciones que reproduce el portal de radio Sudamericana.  
“Los médicos [del Pediátrico] nos citaron y nos hablaron de la salud de mi hija. Después de eso, comenzaron a hacer preguntas y me dijeron que la nena estaba abusada”, contó Solís. Estiman que las agresiones se habrían consumado entre 3 y 8 meses atrás.
“No podía creer que eso pase con mi hija”, manifestó y aseguró que “hay dos sospechosos y ya están detenidos”. Se trata de un tío y el abuelo de su esposa. “Ellos se quedaron con mi hija cuando nosotros tuvimos que viajar a la capital por varias semanas, cuando mi mujer comenzó a tener complicaciones en el embarazo”, agregó.
La Justicia investiga el caso, mientras que la niña se recupera en el hospital Pediátrico.