22/10/2019

“Con la policía, buscamos prevenir las secuelas de la obesidad y el sobrepeso”

Ante los datos arrojados en evaluaciones a efectivos de la fuerza provincial, se realiza un programa de información y promoción de una mejor calidad de vida. El trabajo se desarrolla junto con el Instituto de Cardiología de Corrientes.


El 61,6% de los argentinos tiene exceso de peso, en una proporción de 36,2% de personas con sobrepeso y 25,4% con obesidad, según datos de la 4ª Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) realizada por la Secretaría de Gobierno de Salud y el Indec, presentada en abril de este año.
Estos datos tuvieron su correlato en la provincia de Corrientes, en los resultados de los controles de salud realizados a efectivos de la Policía de Corrientes, quienes eran evaluados para ascenso de grado. Esos datos revelaron que cerca del 70% de los policías presentaban exceso de grasa corporal, ya que un 27% presentaba obesidad y un 40% sobrepeso. 
Ante esta situación, las autoridades de la fuerza decidieron realizar una acción concreta a fin de mejorar la calidad de vida del personal de la fuerza pública, para lo cual junto con el Departamento de Prevención de Enfermedades Cardiovasculares (Deprecav) del Instituto de Cardiología, acordaron desarrollar un programa para lograr ese objetivo. 
“Camino hacia una vida saludable” es el lema de esa iniciativa que ya comenzó a funcionar con guías de apoyo nutricional, y la segunda charla en la temática se llevó a cabo días atrás en el Círculo de Oficiales de la Policía de Corrientes con la participación de más de 400 personas.
“A partir de estos datos relevamos, comenzamos a trabajar con las autoridades de la policía sobre cuáles eran las acciones que podíamos poner en práctica para realizar un abordaje integral y diseñamos un programa para todas las regiones de la provincia, que contempla una charla en la que se le brinda información para sensibilizar sobre esta problemática”, dijo a La República el jefe del Deprecav, Alejandro Amarilla.
“El programa también contempla como eje de acción que en las distintas dependencias se realice un programa de actividad física, como así también que en la currícula de formación de agentes cuenten con una cátedra que contemple educación nutricional. Todo el trabajo se va a concretar en forma conjunta con nutricionistas de la policía”, agregó el responsable del Deprecav.

Comer mejor para prevenir

Amarilla también analizó distintos aspectos relacionados con la epidemia de la obesidad que avanza a pasos agigantados y que, en realidad, no está circunscripta a una cuestión geográfica o regional. Para el profesional, el origen de la misma está relacionada con los cambios en el estilo de vida y el consumo de los alimentos. 
“En general, no percibimos que hemos cambiado el consumo o gasto energético al que es sometido el cuerpo en la actualidad. Y así, por ejemplo, seguimos comiendo lo mismo o más que alguien que debía realizar actividades que le demandaban hacer mucho esfuerzo o caminar grandes distancias, cuando la demanda que tenemos en la actualidad, disminuyó o cuanto menos, es totalmente diferente”, puntualizó. 
Por otra parte, marcó como un factor importante “la amplia disponibilidad de ofertas alimenticias a alcance de la mano porque en la ciudad, por ejemplo, tenemos acceso a un kiosco las 24 horas en los que podemos conseguir comestibles. Pero nos tomamos el tiempo para hacer la distinción entre adquirir o no comestibles sabrosos pero que no nos aportan los nutrientes adecuados para nuestro cuerpo, porque son comestibles, pero no alimentan. Y en muchas ocasiones, esto sucede porque no contamos con la información necesaria o porque los datos consignados en las etiquetas, son falsos o faltan a la verdad”.
“Por eso tenemos que empezar a hablar de estos temas, informar y educar que no es lo mismo consumir un turrón o una manzana, o pensar que sólo cuestión de calorías. La diferencia radica en que si los alimentos que consumimos nos aportan nutrientes aceptables o no. Más allá de que a veces accedemos a algunos que dicen ser saludables, pero poseen muchos conservantes, colorantes o aditivos que no son beneficiosos o que no tenemos muy claro cuáles son las secuelas que provocan a nuestra salud”, concluyó Amarilla. Al fin de cuentas, todo es cuestión de información.

Datos alarmantes de Argentina

Los datos confirman el avance de la epidemia del exceso de peso y obesidad en la República Argentina son alarmantes y se considera que la obesidad alcanza en la actualidad a un cuarto de la población y aumentó desde 2005 casi 11 puntos porcentuales, ya que en la primera encuesta este indicador arrojo que el 14,6% de la población encuestada registraba algún grado de obesidad.
“Los resultados que estamos viendo confirman todas nuestra sospechas, el sobrepeso y la obesidad lejos de ser un problema que se está deteniendo, es un problema que se está acelerando”, indicó el secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, durante la presentación de los datos presentados en abril de este año y que fueron priorizados de la 4ª Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, que monitorea el sobrepeso y la obesidad, el sedentarismo, el consumo de tabaco y las conductas no saludables en la alimentación de los argentinos, algunas de las principales causas de las enfermedades crónicas no transmisibles, responsables del 60% de las muertes a nivel global.
La encuesta arrojó que casi el 65% de las personas mantiene una baja actividad física y solo el 6% de la población consume al menos 5 porciones de frutas y verduras por día tal como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).
En relación con estos dos ítems, la tendencia muestra que la baja actividad física experimentó un aumento de casi el 10%, pasando de 54,7% (2013) a 64,9% en (2018). En lo que se refiere a consumo de frutas y verduras no se reflejó un cambio estadísticamente significativo respecto de la edición anterior: 4,9% (2013) a 6% (2018). En cambio descendió al 22,2% el consumo de tabaco. 

Charlas en Medicina para abordar el tema

La Unidad de Nutrición del Departamento de Medicina Familiar de la Facultad de Medicina de la UNNE desarrollará los miércoles 2 y 9 de octubre Encuentros Intensivos para Personas con Enfermedades Crónicas, que en esta oportunidad estará destinada a personas con sobrepeso y obesidad.
La iniciativa tiene como objetivo mejorar la capacidad de vida de quienes padecen esas afecciones mediante asistencia interdisciplinaria médica, nutricional, psicológica, kinésica y de enfermería.
En el primer encuentro (miércoles 2 de octubre) se realizarán análisis de laboratorio, evaluación antropométrica, electrocardiograma y educación para la salud (área bioquímica). Además, habrá dos talleres y una charla debate. Por su parte, en el segundo encuentro (miércoles 9 de octubre) habrá tres talleres y una charla informativa.
Más información e inscripción, en el Departamento de Medicina Familiar, ubicado en Mendoza 1471, de lunes a viernes de 8 a 17, o al 0379 4422290 (interno 258).