24/08/2019

Valdés definió con los socios de ECO la estrategia electoral para el 27 de octubre

Los presidentes de los partidos hicieron una autocrítica y afirmaron que pueden revertir el resultado de las PASO. 


El gobernador Gustavo Valdés  encabezó ayer una reunión con los presidentes de todos los partidos políticos que pertenecen a la alianza Encuentro por Corrientes (ECO) y, tras analizar el trabajo hecho hasta el momento, definieron la estrategia a implementar para revertir en octubre los resultados de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). 
El domingo hubo un mensaje en las urnas y Valdés así lo entendió, por eso convocó a todos los socios que, junto con el radicalismo, integran la alianza provincial ECO.  Hubo autocrítica y planificación del trabajo que el oficialismo hará  para lograr dar vuelta la diferencia de casi 20 puntos de porcentaje que le sacó el Frente de Todos.
Uno de los presentes en el cónclave fue el presidente del Partido Autonomista, José Romero Brisco,   quien admitió que “hubo una autocrítica por cosas que no se hicieron o se hicieron mal”. Por eso sostuvo que “hay mucho por corregir”.
Romero Brisco consideró que las PASO permiten tener una “una encuesta anticipada”. En ese sentido recogió el mensaje que envió el electorado y sostuvo que “es el momento de trabajar  bien, de ir a la elección advertidos de lo que pasó y sabiendo escuchar”.
Para el dirigente del autonomismo es necesario que los correntinos comprendan que el 27 de octubre se define mucho más que un nombre porque desde que Mauricio Macri asumió en 2015, la Provincia “tiene mucho apoyo nacional” con “muchas obras”.  Por eso remarcó que “tenemos que bregar para que esto continúe, este es el mensaje, la idea para fortalecer ese voto”.
Tras el encuentro, los presidentes de cada espacio político bajarán línea a su dirigencia y a la militancia para que insistan con el diálogo en cada punto de la provincia con el objetivo de que los electores comprendan que volver al pasado traerá los vicios que el populismo dejó como saldo. Por dicho motivo se prevé que el oficialismo juegue fuerte, desplegando una campaña pocas veces vista para defender el trabajo hecho y el que está proyectado para recuperar el país.