21/08/2019

El arzobispo Stanovnik abogó por un “decidido compromiso de respeto” al adversario político


El arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik, transmitió su mensaje a la grey católica al celebrarse ayer el 119 aniversario de la coronación pontificia de la Virgen de Itatí, en donde rescató el valor de “la Cruz y la Virgen” y, en tiempos de campaña proselitista abogó por un “decidido compromiso de respeto” entre los adversarios políticos.
Por encontrarse de licencia y pronto a ser intervenido quirúrgicamente, Stanovnik no estuvo presente en la tradicional celebración religiosa, pero su mensaje fue leído por el vicario general de la Arquidiócesis de Corrientes, José Billordo.    
La comunicación hizo foco en tres ejes puntuales: el vínculo “inseparable” entre la Cruz y la Virgen; responder al llamado misionero de evangelización del papa Francisco para hacerlo lema con “Junto a la Cruz y la Virgen, bautizados y enviados”; y su fuerte llamado a gobernantes y políticos para que incurran en el “respeto” entre adversarios en el ciclo proselitista. Y también tuvo palabras para los “peregrinos de la esperanza” a quienes convocó a “cumplir ahora con la promesa [a la Virgen] de ser tu misionero allá ité”. 
“Junto a María, nuestra Madre, nos sentimos felices y seguros, como un niño en brazos de su madre. Esto lo sabe muy bien el promesero de la Virgen, ese peregrino que viene a su casa ‘con el alma y los pies sangrantes’. Así lo viene haciendo desde que aprendió a rezar y a confiarle sus alegrías y sus penas a la madrecita celestial”, transmitió en sus primeros conceptos. “El peregrino siente que ella lo acoge y lo comprende, porque es madre y sabe por experiencia propia qué significa estar junto a la cruz de su Hijo”, fue su primera reflexión.
“En Corrientes, desde hace más de cuatro siglos, aprendimos que la Virgen y la Cruz son como dos caras de la misma moneda, inseparables”, expresó el monseñor para simbolizar la fe del pueblo. Haciendo historia, dijo que los primeros evangelizadores que recorrieron estas tierras y navegaron por este majestuoso río, resumían su predicación en esos dos signos: la Cruz y la Virgen, la cruz de Jesús y la Virgen Madre que llevó con mucho amor a Jesús en su seno y lo acompañó en el camino de dolor hasta la cruz, y “desde entonces, son inseparables”.
Recordó el arzobispo que este año el papa Francisco los convocó a “un Mes Misionero Extraordinario, para darle un nuevo impulso a la misión en la Iglesia” y para ello, “nos invitó a pensarnos de nuevo como bautizados y enviados. En base a ese binomio, comentó, el equipo que imaginó cómo podíamos hacer esa misión en Corrientes, tuvo la feliz idea de proponer que orientáramos nuestra reflexión y acción misionera con este lema: “Junto a la Cruz y la Virgen, bautizados y enviados”. “La Cruz y la Virgen nos dan la clave para darnos cuenta qué sucedió con nosotros cuando nos bautizaron y cuál es la principal tarea que, como bautizados, estamos llamados a realizar en cada instante de nuestra vida”.  
“Peregrino de la esperanza, promesero de la Virgen, tu misión está expresada con palabras muy bellas en aquel poema que dice: “después de rezar, yo también me iré, con tu bendición, Virgen de Itatí”. ¿Adónde me iré?”, se preguntó. Y respondió: “a cumplir ahora con la promesa de ser tu misionero allá ité”, donde alguien está esperando. “El peregrino que regresa a su casa con la bendición de la Virgen de Itatí, se va fortalecido para la misión y para dar testimonio de su fe cristiana, con audacia y fervor”, remarcó
Y por último, “Junto a la Cruz y la Virgen, bautizados y enviados”, pidió por nuestra patria y por sus gobernantes, para que “siempre prevalezca el amor fraterno y el diálogo abierto a todos; un decidido compromiso de respeto al adversario político especialmente durante este tiempo de campaña política; la pasión por la verdad, con un genuino sentido de la justicia; y una voluntad sincera de cuidar y promover el desarrollo de los más humildes y postergados de nuestra comunidad”.

Stanovnik será operado el 22

El arzobispo Stanovnik será intervenido quirúrgicamente el próximo lunes 22 del corriente, en Buenos Aires. Esta situación y la consecuente realización de estudios prequirúrgicos lo mantuvieron alejado en cuerpo de varios compromisos pastorales.