21/08/2019

El crimen del bancario: la causa podría elevarse a juicio oral en breve

La Cámara de Apelaciones confirmó la carátula como homicidio simple. La Fiscalía deberá resolver si restan aún medidas por tomar. 


En la noche del lunes 16 de julio  de 2018,  en la playa de estacionamiento del supermercado  Impulso ubicado en la calle Tucumán, Miguel Ángel Falcione (66) mató de una puñalada en el cuello a Mario Bardessono (61). El crimen tuvo aristas pasionales.
Falcioni confirmó una sospecha. Había surgido una relación, más que amistosa entre su mujer y Bardessono. El agresor se presentó voluntariamente en la comisaría 1ª. Desde entonces está preso.
La Cámara de Apelaciones confirmó la carátula como homicidio simple. La Fiscalía deberá resolver si quedan aún pendientes algunas medidas a resolver. En caso contrario, se cerrará la instrucción y se elevará la causa a juicio.

Instrucción abierta

A un año del homicidio de Mario Bardessono, la causa transita aún por la etapa de la instrucción.  Interviene el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Juan Manuel Segovia  y las Fiscalías de Instrucción Nº 4 de Sonia Meza y Nº 2 de Raúl Alfredo Pasetto. 
La causa fue caratulada como homicidio simple mediante Resolución Nº 174 del juez Segovia. 
La querella y el Ministerio Público apelaron la calificación. Pidieron encuadrar el hecho como homicidio calificado por alevosía. 
El 7 de junio pasado, la Cámara de Apelaciones en lo Criminal, mediante Resolución Nº 592/19,  no admitió el reclamo y confirmó lo resuelto por el Juzgado de Instrucción Nº 2.
Se corrió vista de las actuaciones a la Fiscalía para que analice  si quedan aún pendientes algunas medidas, de lo contrario se deberá cerrar la instrucción y elevar la causa a juicio oral, de acuerdo con las disposiciones del artículo 354º del Código Procesal Penal. 

Ataque, muerte, fuga y entrega

Poco antes de las 22 del lunes 16 de julio de 2018, un hombre salió del salón de ventas del supermercado Impulso situado por Tucumán al 1200, llevando las bolsas de mercadería. Arrimó el carrito a su auto y comenzó a cargar los productos. En ese momento apareció en la escena un tipo con un cuchillo, que lo apuñaló en el cuello. Mientras la víctima se desangraba en el suelo, el agresor salió de la playa de estacionamiento y se dirigió hacia un  vehículo y se alejó.
Mientras algunos clientes se acercaban al hombre herido y llamaban al servicio de emergencia hospitalaria para el envío de una ambulancia, otros alertaban a la policía. Un guardia de seguridad del local comercial siguió al agresor a cierta distancia y lo vio subir a un auto. En esos momentos pasaba un policía en moto y le comentó rápidamente lo que había ocurrido. El agente lo perseguió y registró las características del vehículo, un Chevrolet Aveo gris y el dominio colocado. También llamó con su celular a la policía pidiendo apoyo, narrando lo que había sucedido. Inmediatamente, se alertó a las unidades en circulación y en esos momentos se movilizó rápidamente una comitiva policial de la comisaría 1ª, que está situada a una cuadra y media del supermercado.
Al avanzar las horas, el Chevrolet Aveo fue hallado por calle Misiones frente a un edificio. Se realizaron las averiguaciones y se determinó que el vehículo pertenece al concejal Omar Molina (PJ), de Corrientes, pero quien se movilizaba en el coche era Miguel Ángel Falcione, secretario de Información Parlamentaria del Concejo capitalino.
Sobre la medianoche, Falcione, acompañado del abogado Hermindo González, se presentó en la comisaría 1ª, donde quedó preso e incomunicado, poniendo en conocimiento del juez y fiscal de turno. 

La traición que desató una furia despiadada

Mario Bardessono (61) y Miguel  Ángel Falcione (66) fueron compañeros de trabajo en el Banco de  Corrientes.
Hacía un tiempo que Falcione dejó la Gerencia de Operaciones de la entidad y pasó desempeñarse como secretario de Información Parlamentaria del Concejo Deliberante de Corrientes. 
Pero en el banco continuó trabajando su esposa y esa relación de la mujer con Bardessono creció un poco más de una vinculación laboral, según difundió en su momento radio Sudamericana.
Ese fin de semana, 14 y 15 de julio de 2018, se habría producido un encuentro entre la mujer de Falcione y Bardessono. 
Esta situación habría sido advertida por Falcione y le habría causado un tremendo desequilibrio emocional, a pesar de que estaba en trámite de separación matrimonial.  
En la noche del lunes 16, ubicó a Bardessono. Lo habría seguido hasta el supermercado. Lo esperó que saliera y lo mató de una puñalada en el cuello. El hombre agonizó unos minutos. Cuando llegó el auxilio médico ya se había desangrado.  
Bardessono había quedado viudo en noviembre de 2017. Tuvo dos hijos. Una mujer, que reside en la capital correntina y un varón, que vive en Misiones. 
El agresor tiene un departamento en un edificio situado por Misiones casi Junín, en el barrio Cambá Cuá. De su esposa nada se supo. Habría buscado contención en la  familia. También quedó muy afectada por el desenlace.