18/10/2019

Casi 22.000 niños recibieron la vacuna contra la gripe en Corrientes

Son 21.916 los que ya se encuentran inmunizados contra el virus. Se alcanzó así al 79 por ciento de la población objetivo, que es de 29.953 menores de entre 6 y 24 meses. En total, más de 130.000 personas recibieron las dosis.


En el marco de la Campaña de Invierno que se lleva adelante en Corrientes, Salud Pública ya lleva aplicado un total de 132.537 dosis de la vacuna antigripal a los integrantes del grupo de riesgo. La cobertura en menores de 6 a 24 meses ya alcanzó al 79 por ciento de la población objetivo, es decir que 21.916 niños de 29.953 ya recibieron las dosis correspondientes.
Los datos fueron confirmados ayer por la directora de Inmunizaciones, Angelina Bobadilla, quien además llamó a las personas que se encuentran dentro del grupo de riesgo a concurrir a los vacunatorios. Explicó que, en el caso de la capital, “las dosis se aplican los martes y miércoles en la plaza Vera; y los jueves y viernes, de 9 a 12 y de 17 a 20, en la Cabral. Los sábados, nuevamente en la Vera, por la mañana”.
Las dosis también se encuentran disponibles en todos los hospitales y centros de salud de la Provincia con vacunatorio.
La vacuna contra la gripe forma parte del Calendario Nacional. Es gratuita, obligatoria y debe aplicarse todos los años a las personas que tienen más riesgo de sufrir complicaciones. Este grupo está formado por los niños de entre 6 y 24 meses de edad inclusive; las embarazadas en cualquier trimestre de gestación; las puérperas dentro de los 10 días posteriores al parto si no la recibieron durante el embarazo; los mayores de 65 años y el personal de salud.
También deben recibir la vacuna en forma gratuita, pero con una orden médica las personas de entre 2 y 64 años con enfermedades cardíacas, respiratorias o renales, inmunodepresión, diabetes y obesidad, entre otras. Los niños de 6 a 24 meses deben recibir 2 dosis separadas por al menos 4 semanas.
Bobadilla explicó los trabajos que se llevan adelante en cuanto a la gripe. “Lo que se hace es vacunar a los integrantes del grupo de riesgo y limpieza habitual de las escuelas y promover el lavado de manos y el uso de alcohol en gel, que son medidas para prevenir contagios también de muchas patologías, puntualmente por la época, las respiratorias”.
La funcionaria remarcó que, ante estos casos, “no es necesario cerrar escuelas porque no son virus nuevos; son los mismos de cada temporada”, aunque sí sugirió que “lo fundamental es que aquel que está enfermo no concurra a la escuela o al trabajo, según el caso”.
Desde 2011, la Argentina ha sostenido anualmente la estrategia de vacunación contra la gripe para la población objetivo mediante la vacuna trivalente, que cubre las cepas de influenza A H3N2, H1N1 e influenza B. La distribución planificada es oportuna de acuerdo con las características de la situación epidemiológica actual, teniendo en cuenta que aún no se registra circulación viral significativa.
La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria contagiosa. Por lo general, la mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico.
Sin embargo, en niños pequeños, adultos mayores, embarazadas, puérperas hasta el egreso de la maternidad (si no fueron vacunadas durante el embarazo) y personas que presenten enfermedades crónicas, la infección puede conllevar graves complicaciones. Asimismo, el personal de salud puede contraer la enfermedad y contagiar a los pacientes a quienes presta cuidado.