12/12/2019
CERRAR

EN VIVO
prueba uno
Ampliar

EN VIVO
prueba dos
Ampliar

​Malloneros emprenden una peregrinación náutica a Itatí

La partida está prevista para hoy, a las 5. Los pescadores saldrán en grupos de tres familias, una por cada canoa. El viaje de ida dura unas 12 horas, con varias paradas obligadas de 30 minutos. 


Desde hace aproximadamente unos 25 años, un grupo de malloneros de distintos barrios y asociaciones viajan a Itatí en sus respectivas canoas junto a sus familias. Es para agradecer a la Virgen por los “favores recibidos”, aseguran. La travesía comenzará hoy, a las 5, y el trayecto será largo: de unas 12 horas en total.
Así como muchos peregrinan a pie tanto en julio como en septiembre, este grupo, casi desde el anonimato, lo hace en las lentas canoas. Como la ida es río arriba, el motor de las embarcaciones va casi a paso de hombre, teniendo en cuenta que caminando se tarda unas 15 horas. 
Una vez en Itatí, el grupo, conformado por poco más de veinte familias, acampará en la costa del río Paraná, irán a la basílica y permanecerán en esa localidad hasta el 18 o 19 de julio, es decir, estarán en Itatí hasta que finalicen las actividades por el 119º aniversario de la coronación pontificia de Nuestra Señora de Itatí.
“La experiencia es compleja”, dijo a La República, José Luis Gutiérrez, uno de los malloneros que desde hace varios años peregrina de esta forma junto a su familia. Él es del barrio Seminario y pertenece a la Asociación “Por todos y para todos”.
“Como todos los años, se realiza una peregrinación a la basílica de Itatí en canoa, tanto desde nuestra asociación como de otras. Se organizan distintas familias, una por cada canoa y el 10 de julio, a las 5 de la mañana, empiezan a salir de a tres o cuatro canoas, rumbo a Itatí”, indicó Gutiérrez.
“El trayecto es largo. Son 12  horas con las paradas obligatorias de media hora para que descanse el motor, para que se enfríe, y en esas paradas también se aprovecha para calentar agua y descansar un poco, para luego continuar el camino”, explicó y agregó que “de vuelta, como es río abajo, es la mitad: solo 6 horas”.
“Siempre hace bastante frío por la época, pero las familias ya tienen como objetivo ir, así que, por más que llueva o haga frío, igual van porque es una promesa con la Virgen”, aseguró y remarcó: “Esto lo venimos realizando desde hace unos 25 años aproximadamente, según recuerdo”.
Gutiérrez dijo que una vez en la localidad, “todos los peregrinos armamos un campamento en la costa del río con carpas improvisadas con plásticos y tacuaras, al costado del antiguo hospital. De ahí las familias van a la Basílica a saludar a la Virgen y se quedan aproximadamente entre 9 y 10  días”. Dijo que el regreso será entre el 18 y 19 de julio.
Las actividades religiosas en Itatí se realizan desde hace varios días. Ayer, con la patronal, comenzó una semana con una cargada agenda que concluirá el 16, día del 119° aniversario de la coronación pontificia. Para ese día, se espera la procesión náutica, con el encuentro de la imagen de la Virgen de Itatí con la de Caacupé. También la tradicional procesión con los santos patronos y la misa de clausura de las fiestas patronales, presidida por el padre Gustavo Aime fdp, superior provincial de la Obra Don Orione y por último, a las 20, la procesión de antorchas.