25/06/2019

Pretendió cobrar una deuda a balazos y huyó luego del ataque

Tiene antecedentes por violencia. Estuvo prófugo un año por otra causa. Fue sobreseído por amenazas, abuso de arma y portación ilegal.  


Un muchacho agredió a balazos a un hombre, a quien fue a reclamarle el pago de una deuda. Luego del ataque, intervino la policía, que comenzó a buscarlo. Circulaba en una camioneta junto con otras personas. Más tarde lo ubicaron. Ante el asedio policial, abandonó el vehículo y huyó. Tiene antecedentes por violencia. A fines  del año pasado, fue sobreseído, por extinción de la acción penal, de los cargos de amenaza agravada por el uso de arma, abuso de arma de fugo y portación ilegal de arma de uso civil.

Visita nada agradable

Poco antes de la medianoche del lunes 11, Samuel Elías Astarloa (31) llegó en una camioneta 4x4, acompañado de otras personas, al domicilio de J. A. Ferreyra al 300, donde vive un hombre, de apellido Maidana. El motivo de la visita de Astarloa fue cobrar una deuda. Pero algo ocurrió en ese breve encuentro con Maidana. 
Se escucharon varias detonaciones y el dueño de casa resultó herido en una pierna de un balazo. Los demás disparos impactaron en las paredes. El agresor volvió a la camioneta y se alejó.
Alertada la policía, arribó una patrulla de la comisaría jurisdiccional, que inició el procedimiento mientras que se trasladó a Maidana al hospital.

Búsqueda del agresor

Con apoyo de otras unidades, se inició la búsqueda de Astarloa.  Lo ubicaron en el barrio Itatí, pero  huyó en la camioneta, por lo que se inició la persecución a alta velocidad. Lo cercaron en el barrio José María Gómez. Transcurrían los primeros minutos de la madrugada de ayer.
Astarloa y sus acompañante abandonaron el rodado y se internaron en un predio situado detrás de la estación transformadora de la DPEC. La oscuridad del lugar dificultó la búsqueda. La policía secuestró la camioneta. 

Antecedentes violentos

Samuel Elías Astarloa nació en Mercedes el 31 de mayo de 1988. Tiene 31 años. Es un comerciante con un local instalado en el predio del santuario del Gauchito Gil.
El 11 de enero de 2013, en Mercedes, protagonizó un incidente con su mujer en el predio del Gauchito Gil y se le inició una causa por lesiones leves dolosas. El 13 de mayo de 2015 se lo citó a juicio, pero no concurrió a la convocatoria judicial. 
El 2 de abril de 2014, quedó involucrado en otro episodio violento y el 3 de noviembre de 2014 fue convocado a juicio por los cargos de amenazas agravadas por el uso de arma, abuso de arma y portación ilegítima de arma de fuego de uso civil. No se presentó.
El 24 de abril de 2018, el Juzgado de Instrucción y Correccional de Mercedes, a cargo de  Margarita S. López Rivadeneira, declaró en rebeldía a Astarloa y ordenó su detención.
El martes 27 de noviembre de 2018, efectivos de la Dirección de Investigación Criminal (DIC) lo capturaron. Se hallaba alojado en un hotel de las inmediaciones de la terminal de ómnibus de la capital correntina.
El 14 de diciembre de 2018, el Tribunal Oral de Mercedes dictó la sentencia Nº 150/18, en la que sobreseyó libre y definitivamente a Astarloa por extinción de la acción penal.