20/10/2019

​Música para el alma en el Pediátrico y en Itatí

Músicos de la Orquesta Sinfónica del Teatro Colón, que realiza desde hace siete años presentaciones gratuitas en hospitales y hogares de ancianos, llegó ayer a Corrientes.


Música para el Alma


El Hospital Pediátrico “Juan Pablo II” se transformó ayer por el lapso de una hora en un escenario teatral. La organización no gubernamental Música para el Alma, conformada por músicos de la orquesta del Teatro Colón, de Buenos Aires, brindó un concierto en esa institución.
Música para el Alma realiza conciertos gratuitos en hospitales, hogares de ancianos y otras instituciones desde hace siete años. Ya han visitado ocho provincias argentinas y seis países y realizado más de 400 conciertos.
Además del concierto de ayer, Música para el Alma se presentó en Itatí, el lunes, cuando tenía previsto un concierto en el hospital de esa localidad, pero que finalmente se llevó a cabo en la capilla del paraje La Palmira, donde hay familias evacuadas por las inundaciones en esa localidad.
“El señor Jorge Bergero me contactó hace aproximadamente un mes para venir a dar este concierto. Ellos conforman la ONG Música para el Alma, que da conciertos gratuitos en diferentes hospitales y hogares de ancianos. Vinieron nueve músicos de Buenos Aires, dos sopranos y se sumaron la Sinfónica de Corrientes, a cargo de Andrea Fusco y el coro de la UNNE. Además del concierto en el hall central, recorrieron varias áreas del hospital, donde también tocaron para pacientes y para todos los que trabajamos en el hospital fue una caricia al alma”, dijo la directora del Pediátrico, Estela Machado.
“Es la primera vez que nos presentamos en Corrientes”, dijo Bergero, músico del Teatro Colón y director de la ONG Música para el Alma, quien además remarcó la articulación con directora de la Orquesta Sinfónica de la Provincia, la maestra Fusco, quien también participó de la presentación de hoy junto con el Coro de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE).
“Empezamos hace casi siete años con diez músicos y hoy sumamos a Corrientes en nuestra lista de músicos solidarios”, indicó Bergero.
Explicó que para él, “la música es conexión, es la posibilidad de llegar a lo espiritual en lugares donde hay mucho dolor. Acá se sana el cuerpo y nosotros venimos elevar el espíritu”.
En cuanto al paso de Música para el Alma por la provincia, Bergero detalló: “Ayer estuvimos por ejemplo en Itatí, fuimos a tocar al hospital y de pronto no había nadie, entonces me explicó el director del hospital (Raúl Marín) que el domingo habían llovido 250 milímetros y que habían muchas familias perjudicadas. Entonces preguntamos por algún refugio y fuimos a la capilla del paraje La Palmira y ahí tocamos para un montón de niños y personas que están pasando por una situación difícil y de pronto con la música, todos cambiaron la cara. Fue una fiesta”.
Por otra parte, remarcó: “Venimos acá para que los músicos tomen conciencia del valor de la música para cambiar una realidad que a veces es muy difícil como acá en el hospital, donde hay niños internados”.
Música para el Alma es un proyecto solidario, que nació en la Argentina, de músicos de orquestas sinfónicas y coros, que se ha extendido a otros países, que desean acercar su actividad a hospitales, escuelas de educación especial, geriátricos e instituciones de bien público en general para acompañar con su música a personas que pasan por situaciones de vida difíciles.
El objetivo es establecer un contacto humano directo, contacto esencial de la actividad de los músicos en general. El origen de estos conciertos tiene un nombre, Eugenia, una joven y talentosa flautista de la Orquesta Nacional de Música Argentina “Juan de Dios Filiberto”, quien en su prolongada lucha contra una enfermedad eligió transformar esa realidad originando este proyecto destinado a llevar música a quienes atraviesan realidades complejas. 
Música para el Alma lleva en cada concierto la conciencia que creó en sus integrantes ese mensaje de paz.