17/09/2019

Macri destacó la “fuerza emprendedora” de Corrientes en torno al desarrollo del Iberá

La de ayer fue una jornada histórica para el pueblito de Loreto, donde la Provincia proyecta abrir uno de los 10 portales de acceso a los Esteros y, con respaldo de la Nación, se construye infraestructura para la promoción del turismo en la región. “Hacemos votos para seguir trabajando juntos”, enfatizó el gobernador Valdés durante el acto.


Fueron apenas 15 minutos, pero para los loretanos la visita de Mauricio Macri a la localidad marcó un hito en su historia. Fue la primera vez que un presidente de la Nación pisó ese suelo en más de 200 años. Y el desembarco del gobernador junto al mandatario  llegó ayer a ratificar el “espaldarazo del Gobierno nacional al desarrollo de la provincia”, destacó Valdés durante su alocución en el portal  San Antonio.
Allí, con un presupuesto de más de 20 millones de pesos se construye un centro de interpretación que servirá para exhibir las particularidades de la naturaleza, la geografía, la flora y la fauna de la región a los visitantes. Pero también mostrará su identidad y su cultura, devenida de una rica historia heredada de los pobladores guaraníticos y jesuitas que se asentaron en la región hace más de 300 años.
Macri y Valdés aterrizaron en el lugar tras haberse reunido con pobladores de la localidad –como Julio, un emprendedor local que se instaló con un bar comedor a la vera de la ruta y que recibió ayer la sorpresiva visita presidencial a sus instalaciones–. Llegaron cerca del mediodía, en helicóptero, hasta el predio a la vera de la ruta 118, donde se construye con fondos del BID un complejo con instalaciones para la localidad, que concluye un santuario con la historia de los santos de Loreto, un comedor, sanitarios y camping con capacidad de alojar a grandes delegaciones.


Foto: Presidencia de la Nación

Lo primero fue una recorrida por la obra, para luego saludar a los presentes –entre ellos, los obreros que construyen las instalaciones– y dirigirse al nutrido público de funcionarios, intendentes, prestadores turísticos y pobladores.
El gobernador destacó el “desarrollo” de la provincia ligado a las inversiones para impulsar el turismo en torno a los Esteros y “la esperanza del pueblo correntino de poder seguir produciendo naturaleza”.
“Estamos agradecidos por esta enorme obra, que refleja la esperanza de una Argentina que está renaciendo a partir de esta visión del turismo, que aquí viene a desarrollar la zona centro de la provincia”, destacó Valdés.
“Hacemos votos para seguir trabajando juntos y seguir creciendo con los correntinos”, manifestó, en clave política para el presidente.

Afecto y energía emprendedora

“No me alcanzan los dedos para contar las veces que ya he venido a visitarlos como presidente”, enfatizó Macri y destacó “el afecto de los correntinos y la energía emprendedora”, a la par de las características “únicas que hacen de Iberá un lugar maravilloso”.


“Son 200.000 personas que viven en torno a los esteros. Unas 650.000 si se cuentan a todos los del circuito eco turístico del Litoral”, mencionó, para destacar el impacto social que se produce a través de las políticas de Estado orientadas al desarrollo económico y regional a partir del turismo, que busca “generar oportunidades de trabajo” para unos 14 municipios.

Ratificación de Cambiemos y un chamamé

Durante el breve acto en San Antonio, Macri dedicó también unas palabras a afianzar la apuesta del oficialismo en la conducción del gobierno.
“Esto no es casualidad, es una idea que debió implementarse hace muchos años, de desarrollar estas capacidades. Por eso es importante la ruta, los aeropuertos, las líneas de aviones, Internet. Porque los turistas necesitan estar conectados en todo momento. Quieren chatear y mostrar en tiempo real la selfie en medio de los esteros. Por eso estamos trabajando en las bases, los cimientos, para tener un gran futuro por delante”, enfatizó el presidente.
“No es lo que veníamos a hacer, vinimos para desarrollar nuestro país. Pero para eso había que hacer los cimientos bien hechos, que nos va a permitir progresar. Eso es lo que todos queremos: progresar, trabajar y que no haya impunidad”, disparó el presidente.
“Queremos trabajo, no impunidad”, insistió. “Y una oportunidad de demostrar lo que valemos, Es lo que soñamos la mayoría de los argentinos que nos levantamos cada dia a hacer un trabajo, un aporte, sin sacar ningún ventaja de nadie. Por eso es importante que estemos acá, ratificando que el cambio que comenzó va a continuar”, sostuvo.
“Acá hay un futuro inédito para los argentinos, porque nunca antes se habían corregido los problemas de raíz, sin atajos, sin parches, sin mentiras. A cada problema hay una solución, que vamos a construir juntos. Diciéndonos la verdad y trabajando en equipo, como estamos haciendo en este proyecto de poner en valor los Esteros y que sea un orgullo para la Argentina”, remarcó.
El final del encuentro lo marcó un momento emotivo y a la vez, colorido. Un grupo de bailarines y musucos loretanos decidieron “regalarle” algo de chamamé al presidente, para agradecer su visita. Y tras algunos compases y acordes, Macri no lo dudó y también salió a bailar.