25/05/2019

Caos vehicular por corte en el puente Iribú Cuá

Un accidente dejó inhabilitada la calzada donde está el puente Bailey. El tránsito quedó interrumpido por varias horas en el lugar.


La ruta nacional Nº 12 sostiene un caudal vehicular importante, principalmente en el tramo que une las capitales de Corrientes y de la vecina provincia de Misiones. En la víspera, uno de los sectores quedó cortado totalmente por un accidente de tránsito que produjo una larga fila de vehículos en ambas manos.
El siniestro vial se produjo en una zona en la que justamente tiene tránsito restringido por la ejecución de obras. El desplome del puente sobre el arroyo Iribú Cuá obligó la instalación de un puente Bailey, que permite el cruce de una mano por vez.
Ayer, pasadas las 18, en el tramo que une La Palmira y Scorza Cué, a pocos kilómetros de la localidad de Itatí, un vehículo que se desplazaba en sentido norte-sur habría colisionado de manera frontal contra una cable de acero.
Si bien no fue confirmado por el personal policial apostado en el lugar, el material era usado en la obra en ejecución del nuevo puente Iribú Cuá y el conductor del vehículo no habría advertido la presencia del mismo impactándolo de lleno.
El automóvil terminó atravesado en la vía en obra e impidió el normal desplazamiento de los vehículos que circulaban en ambos sentidos por la ruta Nº 12. Si bien los daños materiales fueron importantes, no se registraron más que lesiones leves en el conductor del rodado siniestrado.
La situación obligó la intervención de los servicios de emergencia de Itatí, que se dirigieron al lugar casi en forma inmediata. Pocos minutos, después del accidente, la fila de vehículos se hizo extensa, situación que se dilató hasta pasadas las 20 de ayer.
En el lugar se trabaja en la construcción del nuevo puente tras el desplome del antiguo cruce años atrás a consecuencia de la crecida del arroyo. 
La zona tiene tránsito restringido, ya que el puente Bailey instalado dispone de una sola mano en el tramo.
Las obras, si bien están avanzadas, aún obligan a que el tránsito sea a muy baja velocidad y respetando las indicaciones del personal de Vialidad apostado en el lugar, ya que se mantiene una sola mano habilitada.