25/05/2019

Valdés confirmó que proyecta viajar a China para apuntalar exportaciones

El gobernador buscará concretar inversiones de interesados en desembarcar en la provincia en el sector forestoindustrial y también ampliar la venta de carne correntina.


Luego de suscribir convenios en Buenos Aires para fortalecer la cooperación internacional y el intercambio comercial con ese país oriental, el gobernador Gustavo Valdés ratificó ayer su decisión de afianzar los lazos ya existentes y además potenciar las oportunidades de comercialización para dos de los principales productos de Corrientes: la madera y la carne. “Se vienen muchas inversiones y para ello necesitamos de  grandes capitales, y China tiene una demanda que Corrientes puede satisfacer”, dijo en declaraciones a la prensa.
 “Hay dos intereses puntuales que tiene escala y volumen”, dijo el gobernador sobre la relación al vínculo comercial que intenta establecer el Gobierno correntino con China.
Indicó que, puntualmente, buscan generar relación con la exportación de carne y madera. “Con respecto a la carne, vimos que hay interés de China en mejorar la exportación y lo otro es ir a buscar completamente el tema forestal. Esta es la posibilidad que tenemos hacia adelante, darle mayor dinamismo. Hoy China tiene gran demanda, esto es clave y posiciona a Corrientes”.
En este sentido, aseguró que viajará al país de Asia oriental después de las elecciones del 2 de junio para establecer vínculos importantes con los sectores comerciales.

Crecimiento exponencial

Las ventas de carne vacuna argentina a la República Popular China crecieron a pasos agigantados desde la apertura del mercado en 2011 e incluso se duplicaron en el último año, acompañadas por una intensa promoción del IPCVA.
“En muy pocos años, pasamos de 220 toneladas a 180.000”, aseguró el referente, Ulises Forte.
El crecimiento interanual entre 2017 y 2018 –año en que comenzó la campaña del IPCVA– las exportaciones pasaron de 86.000 a 180.377 toneladas. Expresado en valores, los exportadores argentinos percibieron por sus productos colocados en China un poco más de un millón de dólares en 2012, mientras que en 2018 superaron los 786 millones de dólares.