25/08/2019

Macri: “Me angustia que haya chicos que no tengan para comer, pero antes convivían literalmente con la mierda”

El presidente dijo que los cuatro años de su gobierno son “una primera etapa”. “Hay que seguir. Tres años no son nada en la historia de un país”, señaló.  Acusó al kirchnerismo de haber dejado “una bomba” como herencia y de “vaciar las reservas”, y pronosticó una “elección pareja” en octubre.


El presidente Mauricio Macri dijo que le genera angustia que haya “chicos que no tengan para comer” o que haya argentinos que no lleguen a fin de mes por la crisis económica. Pero dijo que su administración comenzó a abordar cuestiones “estructurales” de la pobreza, como las obras de pavimentación de calles o cloacas.
“Eso a mí me angustia. Igualmente, ese chico que, por suerte en algunos casos con 5.000 cuadras construidas, puede salir al colegio porque ahora tiene pavimento. Antes había calles de barro y si llovía, no podía salir”, sostuvo. Y continuó: “Ahora hay un millón y medio de personas que tienen cloacas, y antes no las tenían y convivían literalmente con la mierda”.
En una entrevista con Viviana Canosa, por Canal 9, Macri dijo que hay ciudadanos que votaron a Cambiemos y ahora son “indecisos”, pero advirtió que la posibilidad de que no sea reelegido “genera mucha incertidumbre”, por ejemplo en empresarios, y pidió un nuevo apoyo electoral, mientras no negó una eventual fórmula con Martín Lousteau, de quien afirmó: “Nos estamos conociendo”.
“He tenido el peor año de mi vida, después del secuestro. Es tremendo saber lo que le cuesta a cada persona llegar a fin de mes, la cantidad de cosas que han tenido que resignar”, expresó el mandatario.
“Hay que seguir, estamos en la primera etapa. Tres años no son nada en la historia de un país”, clamó Macri en un virtual llamamiento a que se renueve el aval al Gobierno y al hacer un repaso de su gestión, durante el cual volvió a fustigar duramente al kirchnerismo.
Horas después de reunirse con parte de los hombres de negocios más importantes de la Argentina por el tema de los precios de productos de primera necesidad, Macri habló en Nada personal, que conduce Canosa, donde acusó a los gobiernos kirchneristas de haber dejado “una bomba” como herencia y de “vaciar las reservas”.
Negó rotundamente diferencias entre los principales funcionarios y referentes del PRO, como el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.
Acerca de a quién considera “mayor adversario” entre Cristina Fernández, Sergio Massa, Roberto Lavagna o el dólar, Macri eligió otra opción: “el escepticismo”.

“Ochenta años no se resuelven en tres”

Durante la entrevista, Macri pronosticó una “elección pareja” en octubre y advirtió que la posibilidad de que no logre triunfar y obtener un segundo mandato “genera mucha incertidumbre” entre los empresarios locales e internacionales.
También resaltó la gestión de la actual administración de Cambiemos, al sostener que su gobierno “enfrenta al narcotráfico”, y destacó que “hoy tenemos energía para exportar”.
“Ochenta años no se resuelven en tres; por este camino hay futuro y estamos en el rumbo correcto”, dijo el presidente. “Heredamos una bomba”, dijo al insistir con el país que recibió, y acusó al kirchnerismo porque “vació las reservas” monetarias argentinas. Y sostuvo que “peor que lo que robaron en la década pasada es lo que desperdiciaron”.
Sobre el acuerdo con los empresarios para mantener fijos los precios de una canasta de productos esenciales, aseveró que “estamos seguros de que estas medidas van a ser un alivio” para la población.
El jefe de Estado reconoció que debería “haber sido más prudente con los pronósticos” pero sostuvo que “nadie previó” la alta inflación de marzo, del 4,7%, que fue el punto para que el Gobierno tomara las medidas dirigidas a contener la suba de precios.
“Me encantaría ser mago pero no puedo. No estoy por poder ni por dinero; estoy para ayudar. Trabajo para los argentinos. Me siento bien y convencido de lo que estamos haciendo”, dijo.

“Hay que recuperar el alma del país”

“Hay dudas, preocupaciones como todos, emprendimos un camino duro, fundacional en el que hay que recuperar el alma de un país. Estoy con la gente, al tanto de lo que le pasa, pero el alma viene primero. Si no tenés el alma sana y una actitud constructiva nunca vas a llegar a lo económico”, amplió.
Macri criticó recetas del pasado al decir que “ya hemos tenido ‘veranitos”, y alertó que “nos han faltado instituciones serias y calidad democrática”.
En su repudio a los gobiernos kirchneristas, sostuvo: “No hay manera que sobre el choreo y la ventaja se pueda construir, hay que ir con la verdad, no podes decir que hay menos pobreza que Alemania, y mucho peor que lo que se haya robado es la oportunidad desperdiciada, cuando hubo precios récord de soja y petróleo”.
Tras advertir que hubo “62,6 por ciento de inflación promedio en 80 años”, alertó que, sin éxito, “probamos controles de cambio, de precios, cepos, menos con tener un presupuesto responsable”.
“Estas medidas que tomamos seguro van a traer alivio; no es control de precios autoritario, sino un acuerdo con empresas líderes que van a cumplir con estos precios, lo mismo que los créditos de la Anses”, se mostró confiado el primer mandatario, quien resaltó que será importante “controlar a los que abusan”.
Macri insistió con que “es difícil si heredás una bomba…, hay que hacer un equilibrio difícil” y reiteró que “el nivel de optimismo en los pronósticos ha sido negativo”. También destacó que líderes de potencias extranjeras que estuvieron en el país “felicitaron a la Argentina”, pero “el mundo y los empresarios locales están esperando ver qué hacemos’.
En ese aspecto, destacó que “nunca en la historia le dieron a un país el nivel de crédito que la han dado a la Argentina”. Y tuvo palabras de elogio para con la diputada y jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, de quien dijo: “Entiende lo que es fundar la República, los valores por los que estamos luchando, que hacen bien”.