24/08/2019

En la ciudad, la vacunación antigripal tendrá como sede la plaza Cabral

Si el tiempo lo permite, comenzaría este sábado la campaña para los integrantes del grupo de riesgo: embarazadas, menores de 6 a 24 meses, mayores de 65 años y personas con enfermedades crónicas, entre otros.


La semana pasada, Salud Pública confirmó la llegada a la provincia de la primera partida de las vacunas antigripales. “Se recibieron de la Nación 43.120 dosis para adultos y 17.920 pediátricas. Es fundamental para evitar la gripe que todas las personas que están dentro del grupo de riesgo reciban esta vacuna”, dijo el ministro Ricardo Cardozo.
Este año, la sede tradicional donde se aplicarán las dosis en la ciudad no será la tradicional plaza Vera, sino la Cabral, confirmó  a La República la directora de Inmunizaciones, Angelina Bobadilla.
Dijo que, dependiendo del estado del tiempo, “la campaña de vacunación para el grupo de riesgo se habilitará este sábado en la plaza Cabral, por la mañana y la tarde” y que, posteriormente, “seguirá en el mismo lugar de lunes a viernes”. 
Aseguró que las dosis también “estarán disponible en todos los centros de salud de la provincia con vacunatorios para el grupo de riesgo” y remarcó que las vacunas son “gratuitas” para ese sector.
La vacuna contra la gripe forma parte del Calendario Nacional de Vacunación, es gratuita, obligatoria y debe aplicarse todos los años a las personas que tienen más riesgo de sufrir complicaciones. Este grupo está formado por los niños de entre 6 y 24 meses de edad inclusive; las embarazadas en cualquier trimestre de gestación; las puérperas dentro de los 10 días posteriores al parto si no la recibieron durante el embarazo; los mayores de 65 años y el personal de salud. También deben recibir la vacuna en forma gratuita pero con una orden médica las personas de entre 2 y 64 años con enfermedades cardíacas, respiratorias o renales, inmunodepresión, diabetes y obesidad, entre otras.
Los niños de 6 a 24 meses deben recibir 2 dosis separadas por al menos 4 semanas.
Desde 2011, la Argentina ha sostenido anualmente la estrategia de vacunación contra la gripe para la población objetivo mediante la vacuna trivalente, que cubre las cepas de influenza A H3N2, H1N1 e influenza B. La distribución planificada es oportuna de acuerdo con las características de la situación epidemiológica actual, teniendo en cuenta que aún no se registra circulación viral significativa.
La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria contagiosa. Por lo general, la mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico. Sin embargo, en niños pequeños, adultos mayores, embarazadas, puérperas hasta el egreso de la maternidad (si no fueron vacunadas durante el embarazo) y personas que presenten enfermedades crónicas, la infección puede conllevar graves complicaciones. Asimismo, el personal de salud puede contraer la enfermedad y contagiar a los pacientes a quienes presta cuidado.

Campaña escolar

Por otra parte, en simultáneo con la antigripal, Salud Pública prepara también la campaña de vacunación escolar. “En poco tiempo también vamos a lanzar la campaña de vacunación  escolar”, dijo la directora de Inmunizaciones, Angelina Bobadilla, a este medio. En este contexto, dijo que sería este viernes  el lanzamiento.
Al ingreso escolar, los chicos deben recibir la vacuna contra la poliomielitis, segundo refuerzo que se aplica por vía oral; la triple viral SRP, segunda dosis, y la triple bacteriana celular, segundo refuerzo.
Las vacunas que deben recibir los niños en el ingreso escolar –5 o 6 años– refuerzan la protección contra enfermedades contra las cuales ya habían sido vacunados durante los primeros meses de vida, pero son indispensables para mantener una protección duradera.