23/04/2019

Basta de TAS: juntan firmas para pedir la aprobación de la Ley Pascual

El sábado se realizó una manifestación por la costanera capitalina. Allí se anunció que se reanudará una campaña para sumar ciudadanos que soliciten el tratamiento de la iniciativa, que ya se encuentra en la Legislatura correntina. En días más, realizarán otras movidas.


Las entidades de prevención y lucha contra el maltrato de animales, en especial de los caballos, iniciaron una campaña de difusión y de firmas para pedir a los legisladores provinciales la aprobación del proyecto de ley que prohíbe el uso de esa especie para el transporte de cargas o tracción a sangre. Esta iniciativa legislativa es conocida como Ley Pascual, en homenaje a un equino que fue rescatado en la vía pública cuando se desplomó el Domingo de Pascuas de hace unos años.
El sábado pasado, decenas de personas participaron en una marcha por la costanera General San Martín, en la que volvieron a demandar la aprobación de esta ley. “Con cada una de estas movilizaciones también buscamos generar conciencia sobre el uso de animales de tracción a sangre para estos trabajos. Queremos visibilizar desde otro lugar esta práctica y explicarles a los vecinos de la ciudad sobre el maltrato animal que sucede en Corrientes”, puntualizó a La República Graciela Bernárdez,  una de las referentes de las instituciones que impulsan esta actividad. 
Agregó que la situación crítica que viven los animales se replica en distintos puntos de la provincia, “entonces queremos trascender el ejido de la ciudad”.
En el marco de la marcha del sábado, comenzó una campaña para juntar firmas, con la finalidad de solicitarle a la Legislatura la aprobación de la ley.
“Queremos pedirles a los legisladores que realicen una declaración de compromiso antes de las elecciones con la Ley Pascual porque ya está presentada y es cuestión de que pongan a andar la maquinaria legislativa. Ya tenemos más de 8.000 firmas en esta campaña, que intenta poner la voz de tantos animales maltratados en la provincia. Ellos no pueden votar, pero nosotros sí somos muchos los animaleros”, indicó Bernárdez.
Remarcó que continuarán realizándose movilizaciones similares, además de hacer correr a través de distintos medios las planillas para que sumen todas aquellas personas interesadas en adherirse.

Más voces

Por su parte, desde Mapac también se suman a esta iniciativa y piden, en el caso concreto de la Capital, que se busquen alternativas para terminar con la utilización de caballos en la ciudad. Haciendo este reclamo, precisamente, días atrás cortaron por algunos minutos el tránsito por 25 de Mayo.
En esa oportunidad, la referente de esa entidad, Isabel Cocomarola, indicó que se buscan alternativas concretas y que “se realicen más controles. Los carreros no son muchos, y solo aparecen cuando hay cosas para repartirles”.
“En su momento, la Municipalidad les entregó motos y era una buena alternativa, pero todo quedó en la nada”, sostuvo.
Para Cocomarola, “los carreros se confunden porque ellos creen que nosotros los perseguimos y no es así. Solo defendemos a las víctimas, que en este caso son los caballos, que son mal utilizados y violentados”.

Denunciar maltratos

La Ley 14346 (1954) de Protección de los animales establece penas para las personas que maltraten o hagan víctimas de actos de crueldad a ciertas especies de animales y los reprime con prisión de quince días a un año. 
Al tratarse de una norma penal, toda persona mayor de 18 años puede realizar la denuncia y los oficiales de la ley deben actuar de oficio ante un caso tienen la obligación de hacerlo. Denunciar un acto en el que se maltrata o violenta a otro ser no es solo una obligación sino un derecho cívico. Por eso el compromiso es fundamental.
Las denuncias son personales y debe efectuarla quien haya sido testigo del delito. Si tiene información sobre el hecho, también está habilitado para denunciar. Para hacerlo debe tener más de 18 años y, al momento de efectuar la denuncia, se debe presentar el DNI. En caso de ser extranjero se puede hacer con pasaporte o alguna cédula que demuestre su identidad.
En la ciudad de Corrientes, las denuncias se pueden hacer telefónicamente al Servicio de Atención al Ciudadano: 0800-5555-6864.
Las organizaciones proteccionistas promueven la denuncia ante estos hechos, como también el involucramiento de los vecinos ante esta situaciones. También están disponibles las respectivas redes sociales de estas entidades y los medios de difusión para acercar fotografías y filmaciones de dichos maltratos. 
“Entre todos podemos colaborar y evitar estos hechos”, dicen los proteccionistas.

Ellos tienen derechos  

Desde 2015, la Universidad de Buenos Aires dicta Derecho Animal, una materia interdepartamental (Derecho y Ciencias Sociales) y bimestral destinada a todas aquellas personas interesadas, sean o no estudiantes de alguna carrera afín o de esa casa.  “Allí se explica las diferencias entre ambientalismo y animalismo. Vemos cómo tratan a los animales las distintas legislaciones argentinas, si son sujeto u objeto de derecho”, contó Victoria Gónzalez Silvano, docente titular de Derecho Animal, y subrayó la importancia de su dictado: “Demuestra el avance de la Universidad desde lo intelectual y lo racional mirando a la integridad del animal, sin dejar de tener presente que somos los humanos los que vivimos con otros seres –las otras personas– y que no tengo derecho a tenerlos prisioneros ni a maltratarlos, ni hacerlos parte de mi divertimento. No se lo dicta desde la banalidad sino con excelencia: se investigan los temas con profesionales que lo estudian y además hay profesionales especializados como del Conicet y de la Veterinaria”.
Sobre los contenidos, contó que se hace un recorrido filosófico desde la Antigüedad hasta la actualidad, aparte de lo estrictamente jurídico. “Los animales tienen derecho de acuerdo a la especie a la que pertenecen. Con los que están domesticados tenemos que asumir su custodia de manera responsable”.

Mes para trabajar en la prevención del maltrato

Abril es el mes de la prevención del maltrato animal, iniciativa impulsada por la American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (ASPCA), a través de la cual busca sumar año a año diversas entidades y personas concienciadas sobre el tema.


El maltrato animal se define como “comportamientos que causan dolor innecesario o estrés al animal. Los mismos van desde la negligencia en los cuidados básicos hasta la tortura, la mutilación o la muerte intencionada de un animal”.
Y, lamentablemente, la crueldad contra los animales tiene muchas formas de manifestarse, y no todas las veces es intencionado ni es tan evidente.
Las formas de maltrato más comunes y evidentes son la violencia física (golpes, heridas, mutilaciones, entre otros), como también el abandono de animales. 
A ello, se le debe sumar la malnutrición u otras consecuencias fruto de una incorrecta alimentación. Esto puede darse por no facilitarles alimentación adecuada o al suministrarles alimentos contaminados o en malas condiciones.
Las instalaciones inadecuadas también se encuentran entre los sinónimos de maltrato, como, por ejemplo, mantener a los animales en espacios que no son adecuados para sus hábitos.
Exposición a estados climáticos extremos, ya sea frío o calor, como por ejemplo dejar al animal dormir en la intemperie en un lugar en el que las temperaturas sean muy bajas.
Descuido de higiene y salud. Condiciones de higiene insalubres y falta de cuidado de la salud del animal, entre otros.  
Si bien hay leyes recientes que prohíben la experimentación en animales para, por ejemplo, productos cosméticos, aún es una práctica habitual en muchos entornos. 
Para evitar el maltrato animal, la clave suele estar en la prevención. Y esto pasa por aspectos tan fundamentales como la educación. A los niños se les debe transmitir el amor y respeto por los animales, y que des ejemplo con tus actos. También puede contribuir a esta prevención generando conciencia colectiva, no normalizando según qué acciones. 
Además, se puede ayudar a entidades, protectoras, animales sin hogar y demás iniciativas sociales también estás participando de la lucha contra la crueldad animal.
Esas mismas entidades  promueven adoptar animales frente a la compra.