19/06/2019

Rafael Bofill, dispuesto a cumplir la pena por matar a un motociclista

Lo condenaron en 2017 a 4 años de prisión. El accidente ocurrió en septiembre de 2012, en el que perdió la vida Guillermo Juani (44).


Después de permanecer con paradero desconocido por varios días, Rafael Bofill se presentó ayer en una comisaría y quedó a disposición de la Justicia para cumplir los 4 años de prisión por matar a un motociclista en un accidente de tránsito. 
Rafael, hijo del cantautor chamamecero y senador provincial, se entregó ayer cerca del mediodía en la comisaría de la localidad de San Cayetano. Lo habían declarado en rebeldía.
Su abogado defensor agotó todas las instancias de apelación y esos recursos fueron rechazados, por lo que la condena quedó firme. Podría quedar alojado en la Unidad Penal Nº 6 de Cayetano o la Unidad Penal Nº 1 o bien en la Unidad Penal Nº 4 Granja Yatay. Lo deberá decidir el Tribunal Oral Penal Nº 1, que dictó la sentencia al declararlo cul­pa­ble del de­li­to de “ho­mi­ci­dio cul­po­so agra­va­do por la con­duc­ción im­pru­den­te y an­ti­rre­gla­men­ta­ria de un ve­hí­cu­lo au­to­mo­tor”.

La sentencia

El 10 de noviembre de 2017, Bofill fue condenado a 4 años de prisión y 8 años de inhabilitación especial para manejar vehículos. Su delito fue encuadrado como homicidio culposo agravado por la conducción imprudente y antirreglamentaria de un automotor. 

Apelaciones

El 25 de septiembre de 2018, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) rechazó el recurso en Casación  que había presentado la defensa de Mario Rafael Bofill, por lo que la sentencia del Tribunal Oral Penal Nº 1 quedó firme.  
Indicaron que el planteo de la defensa era “inconducente” y que la sentencia “se encuentra debidamente fundada, reuniendo los requisitos mínimos de validez”.
La causa quedó radicada en el Expediente Nº PEX 87476/12, caratulado  “Bofill Mario Rafael p/sup. homicidio culposo en accidente de tránsito, víctima: Juani, Guillermo Ramón TOP Nº 1: 10.775”.
La defensa de Bofill sostuvo que  la negación del beneficio de la suspensión de juicio a prueba tiene vicios de nulidad y consideró que la sentencia se dictó sin pruebas que acrediten la responsabilidad penal de su defendido. Y, en ese análisis, sostiene el defensor que el hecho se produjo por una responsabilidad de la víctima.  Es decir, de Guillermo Juani. 
El tribunal en Casación sostuvo que “realizado el análisis de la causa y controlada la sentencia, no se apreciaron los aspectos cuestionados por la defensa”. 
El abogado sostuvo que el TOP no se ajustó a las reglas de la sana crítica racional (de la lógica, de la psicología y experiencia común), en la valoración de los elementos probatorios incorporados al proceso. Los magistrados llegaron a la conclusión de que “la sentencia del TOP Nº 1 se encuentra debidamente fundada, reuniendo los requisitos mínimos de validez, por tanto se confirma la condena”. 

El accidente

En la madrugada del viernes 21 de septiembre de 2012, en Ciudad de Arequipa y Santa Cruz, del barrio Santa María, se produjo un accidente. 
Rafael Bofill manejaba un Chevrolet Corsa gris cuando embistió a Guillermo Juani, quien en moto regresaba a su casa.  
Por el impacto, la moto fue levantada sobre el capot del auto, se estrelló contra el parabrisas y el techo y terminó a unos 50 metros, según reconstruyeron los peritos.  Malherido, Juani fue llevado al hospital Escuela, donde falleció.