17/07/2019

Otorgaron la libertad a un exsecretario del Juzgado Federal Nº 1

Pablo Molina fue detenido en diciembre de 2018 en su casa de Resistencia. Lo acusan de maniobras para favorecer a narcos.


Pablo Molina fue excarcelado bajo caución real y en las próximas horas estará en libertad. Se encuentra detenido desde diciembre de 2018 en una cárcel de Buenos Aires.
La fallo judicial expresa que “el Tribunal resuelve revocar la resolución apelada y conceder la excarcelación a favor de Pablo Carlos Molina, bajo caución real, encomendando al juez de grado que fije el monto de la garantía y proceda de conformidad con lo expuesto”.
El 4 de diciembre de 2018, el titular del Juzgado Federal y Correccional en lo Criminal Nº 12, Sergio Torres, ordenó la detención del juez Carlos Soto Dávila, los dos secretarios penales de su juzgado Pablo Molina y Federico Grau, de cinco abogados y del exintendente de Empedrado Juan Faraone.
El 21 de diciembre de ese año,  todos fueron procesados con prisión preventiva.  

La declaración de su abogada

La abogada Valeria Corbacho, a cargo de la defensa de Pablo Molina, exsecretario Penal Nº 2 del Juzgado Federal Nº 1 de Corrientes, presentó  una denuncia contra los fiscales federales Flavio Ferrini y Carlos Schaefer y el titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad   (Procunar), Diego Iglesias.
La diligencia se realizó el lunes  16 de diciembre de 2018 en el Juzgado Federal Nº 4 de Ariel Lijo, en la ciudad de Buenos Aires, bajo expediente CFP 21808/2018. 
Corbacho realizó declaraciones a la prensa ese día.  Sostuvo que los tres fueron denunciados por “realizar escuchas ilegales”. 
 En una entrevista realizada por Canal 9, de Resistencia, la abogada sostuvo que “en toda esta maraña de irregularidades tenemos como prueba de cargo la grabación ilegal –de conversaciones– de abogados defensores, que se realizaron en la sede de la Fiscalía Federal de Corrientes”,  y recordó que “por una situación similar, al juez Baltasar Garzón, de España, le costó el puesto”.
Pablo Molina y el secretario Penal Nº 1, Federico Grau, se encuentran presos en Buenos Aires desde el 4 de diciembre último por orden del juez federal Sergio Torres.
Corbacho dijo que “la investigación la produce la Procunar en colaboración con los fiscales Schaefer y Ferrini. Ellos son los que recabaron todas las pruebas y se lo llevaron como en un paquete a la fiscalía de [Carlos] Stornelli y el Juzgado Federal Nº 12 de Torres”. Agregó que “entre el material probatorio hay expedientes tramitados en forma legal, que están llevados absolutamente igual como otros cientos y miles que se tramiten en ese Juzgado”.