21/05/2019

La Justicia remató en pocas horas casi medio centenar de motos en la capital

La jornada se realizó en la sede de la Secretaría Administrativa del Poder Judicial. El precio base para la venta de los rodados fue de 300 pesos en algunos casos. El mayor monto fue de 2.000 pesos. 


El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Corrientes remató ayer casi medio centenar de motocicletas secuestradas en distintas causas. La venta se llevó a cabo en la sede de la Secretaría Administrativa de ese Poder, ubicada en J. R. Vidal (avenida Chacabuco). 
De acuerdo con los datos obtenidos por La República, se vendió casi la totalidad de los rodados y, tal como estaba programado, la pugna comenzó alrededor de las 9 y concluyó a las 14.30. 
El monto base de las motos rematadas fue de 300 pesos y el máximo, de 2.000 pesos. Según indicó la fuente, el lunes recién se contará con la cifra final de lo recaudado por la venta. 
La Justicia lleva a cabo este tipo de medidas como consecuencia de que, en forma periódica, los depósitos en los que se guardan los objetos secuestrados por orden judicial se ven saturados, en especial por motos y bicicletas. Pero, además de la ocupación de espacios, también constituye un peligro latente de daño ambiental, en tanto los vehículos son una fuente contaminante por la gran cantidad de fluidos hidráulicos, baterías, hierros, chapas oxidadas, caucho, plásticos y cables, entre otros. 
En su momento, desde el Superior Tribunal de Justicia se había solicitado a los jueces penales de toda la provincia que adopten las medidas pertinentes en el marco de los distintos procesos que se tramitan. 
En tanto se definió que, antes de resolver la entrega definitiva de un bien, motos, bicicletas o vehículos secuestrados correspondientes a lotes que por disposición del Tribunal se hayan rematado en subasta pública, deberá el Juzgado requerir informe al Depósito de Elementos.

Malestares

Fuentes extraoficiales comentaron a este medio que algunos compradores no contaban con la información previa de que, en el lapso de 30 días, debían abonar la multa que podría tener en su haber el rodado. 
En ese tiempo, también debe realizarse la transferencia de propiedad. Más allá de estos detalles, sin duda, el remate podría ser calificado de exitoso, ya que se vendió la totalidad de los rodados expuestos.

La hora de compactar rodados

Los corralones municipales también están atestados de rodados de todo tipo. “Estimamos que existen alrededor de 1.700 motos y autos depositados en esos galpones”, dijo a La República el subsecretario de Medio Ambiente de la Municipalidad de la Capital, Juan Acinas. 
Al ser consultado sobre cuáles serían las medidas que se podrían adoptar desde la Comuna sobre esa cantidad de móviles, el funcionario anticipó que analizan compactarlos y ponerlos a disposición de la Agencia Nacional de Seguridad. “Esa es una de las opciones en las que estamos trabajando y que inclusive es considerada como la más viable”, indicó Acinas. Al igual que el Poder Judicial, la Comuna también busca dar una salida a la gran cantidad de vehículos secuestrados y que ocupan grandes espacios en el corralón.