21/05/2019

​Neuquén reeligió a Omar Gutiérrez por amplio margen y el MPN consolida su hegemonía

El gobernador obtuvo casi el 40% de los votos, en una elección en que el candidato de Cristina Kirchner quedó casi 14 puntos abajo. Es “un triunfo contundente y claro”, dijo el mandatario reelecto. 


Foto: Télam

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, consiguió su reelección en los comicios provinciales con el 39,92% de los votos, y aventajó por 13,8 puntos al candidato de Unidad Ciudadana, Ramón Rioseco (26,06%), mientras que el candidato de Cambiemos quedó en tercer lugar.
De esta forma, Gutiérrez confirmó la hegemonía del Movimiento Popular Neuquino (MPN) en la provincia patagónica, que gobernó en forma ininterrumpida durante todos los mandatos democráticos desde 1962, un caso único para la política argentina.
El gobernador reelecto destacó que se trató de “un triunfo contundente y claro”, ya que la victoria por sobre sus contrincantes fue “aún más que la de hace cuatro años”. “Teníamos un compromiso con la historia. Le dije a mi señora: ‘hoy terminamos en las estrellas o estrellados’. No suelo quebrarme, pero hoy rompí en gran llanto. Necesitaba cumplir con la historia”, dijo,
Emocionado, Gutiérrez ante un auditorio que lo aclamó, durante una conferencia de prensa en la Junta de Gobierno del MPN, en la capital provincial.
También remarcó que la victoria se debió a “la confianza que el pueblo neuquino le da un proyecto autónomo y libre”, y confesó estar “feliz” por haber fijado la fecha de elecciones separada de la de las nacionales.
“Cuando el resto del país esté debatiendo qué pasa en la Nación, aquí iremos a buscar los 500 millones de dólares comprometidos en inversiones para Vaca Muerta”, aseguró el gobernador, en medio de los aplausos.
En tercer lugar quedó el postulante de Cambiemos, Horacio Pechi Quiroga, que sumaba el 15,13% de los sufragios, con el 98,27% de las mesas escrutadas.
Pese a la expectativa que tenía el kirchnerismo de hacerse con el poder en esta provincia, lo que hubiera dado un impulso a la candidatura presidencial de Cristina Kirchner, su candidato perdió apoyo en relación con la última elección. En 2015, Rioseco había obtenido el 28,8%, casi tres puntos por encima del resultado. Gutiérrez, por su parte, buscaba alcanzar el 40,5% de aquella elección.
El resultado llevó alivio al gobierno de Mauricio Macri. Si bien el oficialismo nacional tenía su propio candidato –con el que mantuvo algunos roces–, la Casa Rosada envió señales de conformidad ante un triunfo de Gutiérrez, que mantiene un buen vínculo con el presidente y que se mostró en sintonía con Buenos Aires con respecto al desarrollo de Vaca Muerta. De hecho, el jefe del Estado llamó por teléfono al mandatario para felicitarlo por su reelección.
Un triunfo del candidato de la expresidenta no solo hubiese sido un golpe fuerte para el Gobierno, sino que se podía esperar una reacción de los mercados al ver que Unidad Ciudadana se hacía con el control de la provincia que alberga el principal yacimiento petrolífero del país. Sin embargo, la candidatura de Cambiemos también perdió apoyo en esta provincia. En 2015 había obtenido 19 puntos.
El MPN gobernará así un nuevo período y mantiene su racha: no pierde una elección del Poder Ejecutivo provincial desde 1963.

Con información de Télam