17/09/2019

La Capital se presentará como acreedora de ERSA en el concurso preventivo de la empresa


La Municipalidad de la Capital se presentará en el concurso preventivo dispuesto por ERSA Urbano, por las deudas por multas e impuestos que la concesionaria del transporte de pasajeros mantiene con la Comuna.
El subsecretario de Transporte municipal, Lisandro Rueda, dijo que el Servicio Jurídico Permanente de la Municipalidad actuará con las medidas “necesarias para cubrir al Municipio legalmente”.
“Nosotros hacemos un seguimiento en cuanto a las multas que se fueron efectuando el año pasado. Hay algunas que ya tienen resolución y son bastante abultadas”, dijo el funcionario en declaraciones a LT 7 Radio Corrientes. Se estima que, solo por el último conflicto con los trabajadores, en noviembre de 2018, la empresa acumuló 7 millones de pesos en multas. 
“Nos vamos a constituir como acreedores, que es lo que corresponde ante un concurso preventivo”, explicó Rueda. “Entiendo que la deuda impositiva supera ampliamente a la de las multas. Son deudas que vienen arrastrando hace tiempo”, agregó.
En una solicitada, ERSA Urbano anunció el 11 de febrero que la empresa atraviesa una “crisis financiera”, a causa de la “una devaluación del peso de más del 100%, un fuerte incremento de las tasas de interés, el severo aumento de los costos, todo esto sumado a la disminución de los subsidios y en los ingresos por la menor cantidad de pasajeros transportados, así como el atraso tarifario del año 2018”.
Con esta medida, ERSA busca “proteger el trabajo de 4.232 personas y familias, que, de manera directa, trabajan en la empresa y garantizar la continuidad y regularidad del servicio en distintas jurisdicciones del país”, señaló en el comunicado.
La Justicia ya abrió el concurso de ERSA Urbano y, entre sus decisiones más destacadas, dispuso restringir la salida del país del titular de la firma, Juan Carlos Romero, además de dictar la inhibición general de bienes de la empresa.
La decisión de la Justicia correntina está dentro del marco de las resoluciones tomadas tras la presentación del concurso aduciendo una fuerte crisis financiera producto de la “devaluación, la suba de costos operativos por la inflación y el atraso tarifario”, lo que la llevará además a dejar de operar en la capital de Santiago del Estero, una de las ciudades donde tenía fuerte presencia en el transporte urbano de pasajeros.
La resolución de apertura del concurso fija que Romero no podrá salir del país sin pedir autorización a la Justicia por períodos prolongados, decisión que fue notificada a las fuerzas de seguridad nacionales y provinciales.
Los empleados de la firma, por su parte, no ocultan su incertidumbre. El chofer autoconvocado que ofició de vocero durante la última medida de fuerza realizada en el  pasado mes de noviembre aseguró ayer que desconocen “lo que sucede con la empresa ya que nadie del sindicato convocó a una reunión” para informar a los trabajadores.