25/08/2019

Feria Americana, una alternativa laboral y económica para la sociedad

Unos 40 emprendedores se juntan una vez al mes en el barrio Irupé para vender ropas usadas en buen estado y hasta comidas de elaboración propia a precios accesibles.


Mensualmente, un grupo de emprendedores realiza desde hace cuatro años la "Feria Cultural Americana Irupé", una salida laboral y alternativa económica para vestir a la familia, ya que la venta de ropa usada en buen estado es el principal elemento de comercialización en cada muestra.
Las ferias representan una alternativa económica familiar muy valiosa y de autogestión. Es una tendencia que crece en muchas partes del país, ya que permite ingresos extras y solo requiere de voluntad. 
Un sábado por mes se reúnen unos cuarenta emprendedores en el Centro Integrador Comunitario (CIC) del barrio Irupé para comercializar sus productos a precios accesibles. La actividad, que convoca a decenas de familias, siempre se desarrolla por la tarde. Difunden cada encuentro mediante panfletos por las calles de ese barrio con el fin de que las familias asistan.
En cada muestra, la ONG organizadora, la Asociación Generar, trata de realizar espectáculos musicales para que la convocatoria sea más recreativa. 
“Hace cuatro años consecutivos que llevamos adelante esta forma de trabajo colaborativo que es una salida para los emprendedores”, dijo el presidente de la Asociación Generar, Alberto Silva , en comunicación con La República.
“Hasta con 40 feriantes llegamos a contar en 2018 y esperamos lo mismo para este año, ahora retomamos la actividad este sábado”, agregó.
“Nosotros lo que hacemos es brindar las condiciones para que cada emprendedor pueda comercializar sus productos que por lo general es ropa usada en buen estado y comidas. Participan vendedores del Irupé y de barrios como Laguna Seca, Molina Punta y del centro, inclusive”, explicó Silva.
“Somos una ONG que está hace seis años y hace cuatro que promovemos la feria. Solemos pedir aportes del Gobierno provincial y del municipal para el desarrollo de espectáculos musicales, entre otros entretenimientos, para cada encuentro”, dijo y remarcó que “es una alternativa de trabajo para muchas familias ya que en este último encuentro por ejemplo, cada feriante obtuvo una ganancia de entre 3.000 y 3.500 pesos”.
Indicó que previo a cada encuentro “difundimos con cartelitos por el barrio, hacemos ese trabajo una semana antes para avisar a las familias”. “Actualmente nos reunimos una vez al mes pero la idea es que sea quincenal”, auguró.
En el caso de este sábado, el encuentro arrancó a las 16.30 y se extendió hasta las 20 aproximadamente.