23/04/2019

Santa Ana trabaja en caminos y drenajes para seguir fortaleciendo su infraestructura

El intendente Augusto Navarrete y el ministro de Producción, Jorge Vara, supervisaron ayer las obras de saneamiento hídrico. Enripian la ruta provincial 43 Bis.


Dicen que todo tiempo pasado fue mejor, aunque a veces esa definición contraste con las necesidades de una comunidad en vías de desarrollo. Santa Ana es una muestra de acelerado crecimiento urbano, que, casi sin planificación, multiplicó sus habitantes y también sus problemas como lo fueron las inundaciones por lluvias de 2017 que hicieron desbordar lagunas y anegaron casi todo el pueblo. Hoy, esta localidad situada a 30 kilómetros de la capital correntina y convertida en meca de aislamiento para quienes escaparon de la gran urbe, trasciende entre su aire colonial de otros tiempos y la transformación en su infraestructura para dar solución definitiva a los problemas causados por las grandes lluvias. 
El intendente de Santa Ana, Augusto Navarrete, recordó que en ese momento, entre abril y mayo de 2017, “no la pasamos bien” con el exceso de lluvias, que anegó prácticamente al pueblo entero y estuvieron “prácticamente anegados con calles cortadas y desbordes de lagunas que llegaron a las casas”. Y fue ahí que, con intervención del Ministerio de Producción, y con fondos de la emergencia, se avanzó con obras fundamentales de drenaje para normalizar el escurrimiento natural de las aguas.           
Ayer, junto al ministro de Producción, Jorge Vara, Navarrete comentó: “Estuvimos recorriendo todas las obras, viendo pequeños detalles que faltan para solucionar el ciento por ciento de los problemas que les pueden causar estas lagunas a las casas”. 
En el marco de esa recorrida, el jefe comunal se refirió al contacto “con los vecinos”, a quienes se les preguntó “cómo la pasaron en esta última inundación”  entre diciembre y enero, que “fue muy copiosa”. 
Navarrete, gestor de estos trabajos que llegaron a término, se mostró satisfecho porque “funcionaron las obras de desagües, todo lo que se hizo en los distintos barrios”. 
Por otra parte, destacó se planificaron “posibles soluciones definitivas para algunos tramos y otras alternativas que tenemos para ir solucionando el tema del agua en Sata Ana”.
 “Recorrimos todas las obras que hizo el Ministerio de Producción con los fondos de la emergencia hídrica” en las lagunas Corazón y Ateí, como así también en los drenajes efectuados en el barrio Chino, recordó el intendente. 
Afirmó que este tipo de lluvias se repiten cada quince o veinte años –como en 1998 y 2017–, por lo que el objetivo es estar definitivamente preparados para afrontar este tipo de eventos.

Ripio para  la 43 Bis

La recorrida del ministro Jorge Vara y el intendente Augusto Navarrete comprendió la supervisión de trabajos en la ruta provincial Nº 43 bis, unos 10,3 kilómetros de traza que contempla mejoramiento del camino, abovedamiento, limpieza y canalización, entubados y enripiado.
“La empresa está trabajando, en principio, en lo que es canalizaciones y adecuaciones para entubados de cruces importantes para que el agua escurra naturalmente por estas cunetas, canales y entubados, y quede todo listo para que se pueda hacer el enripiado, que sería la parte final”, explicó el intendente de Santa Ana. 
La obra es financiada por la Provincia a través del Fondo de Desarrollo Rural (FDR) y, según Navarrete, “se está terminando la primera etapa, que es la de canalizaciones y ahora van a empezar con los entubados, levantamiento de ruta y limpieza de todo para dejar en condiciones para tirar la piedra”.