21/01/2019

Ignacio Osella: “La situación no es de catástrofe, sino de alerta”


Históricamente, la ciudad de Goya es uno de los puntos más afectados cuando de fenómenos meteorológicos como el actual se trata.
Por estas horas, la segunda ciudad de la provincia tiene en funcionamiento en plenitud sus estaciones de bombeo. Al respecto, el jefe comunal goyano, Ignacio Osella, expresó que “las estaciones funcionan a pleno. Uno se da cuenta por el escurrimiento del agua. En un lapso de 45 minutos a una hora baja rápidamente. Cuando caen 50 milímetros se puede sobrellevar, la cuestión es distinta cuando supera esta marca”.
Osella hizo referencia a una situación que aún no es de catástrofe, pero sí mantiene a las distintas áreas municipales en alerta.
“La situación no es de catástrofe, debemos estar alerta por que las condiciones del tiempo nos indican la presencia de estas lluvias hasta el sábado. Tenemos que estar preparados siempre, Goya es una ciudad de riesgo de inundación, ante este tipo de situaciones”, explicó el intendente. En el mismo sentido agregó que “por el momento no tenemos evacuados en la ciudad. Sí tenemos situaciones de autoevacuados, con distintas realidades. Estamos asistiendo a alrededor de 250 familias aproximadamente. Hoy estamos ayudando a otro grupo y vamos a seguir haciéndolo”.