25/03/2019

Con la organización en marcha, el chamamé vibra y mira al cielo

El escenario mayor de Corrientes ya está listo y preparado para constituirse desde hoy en el epicentro del sentir chamamecero de la región. En caso de lluvia, definirán a última hora de la tarde la realización de las jornadas musiqueras. 


Los feligreses que rinden el culto al chamamé se dan cita, desde hoy hasta el domingo 20 de enero, en el anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola, para vivir la 29ª Fiesta Nacional del Chamamé y 15ª del Mercosur. Hasta allí, llegarán miles de devotos con la intención de permitir que esa “musiquita que te llega al alma” los haga sentir un sinnúmero de emociones, tanto que los obligue a bailar y gritar un potente sapukay. 
Las expectativas para el primer gran evento cultural anual de Corrientes crece con el correr de los días, incluso a pesar de las abundantes precipitaciones de esta semana. 
Tras el temporal, el Municipio de San Cosme informó que las primeras jornadas de la Bailanta Chamamecera, que debían desarrollarse este fin de semana, debieron ser suspendidas “en resguardo del espectador, los artistas y el espectáculo”, indica el comunicado. 

El tiempo y la fiesta

El presidente del Instituto de Cultura, Gabriel Romero, anticipó el miércoles, en la conferencia de prensa realizada en la Casa de Gobierno que el pronóstico no es alentador,  porque “tenemos por lo menos 10 días de lluvia por delante, que coinciden de pleno con la Fiesta”. 
En la oportunidad, el funcionario provincial indicó que las obras realizadas por el Ministerio de Obras Públicas “demostraron que el agua fluye muy rápido, en menos de dos horas escurre automáticamente; además hay solados nuevos con lo cual se limitó la cantidad de superficie con barro”, explicó. Además, señaló que “hay nuevos sanitarios, es el gran componente que tiene para destacar el anfiteatro este año”.
“Esto permite que, con dos horas de escurrimiento podemos realizar el evento cada día, en caso de lluvia”, indicó Romero. Por otra parte, dijo que adoptaron como criterio que “si hasta las 18 horas llueve y para, ese día se puede realizar la Fiesta; pero si sigue, no”. 
En ese caso se suspenderá el día, lo que significa que no se prorrogará para otra fecha.
El titular de Cultura puntualizó que no cuentan con margen para reprogramar porque “estamos limitados por los shows de comparsas y por todo lo que significa el equipamiento, aunque sí se podrá relegar solo uno o dos días, pero ya lo vamos a ir anunciando”. 
Aclaró también que cada uno de los artistas firmó un contrato en el que se estipuló que no necesariamente tiene que ser reprogramado; no obstante, de acuerdo con el criterio de todo el equipo organizador, “vamos a resolver que si un determinado día se suspende, algunos de los 20 artistas previstos para esa noche serán reprogramados,  aunque no todos”.

Platos típicos para degustar

Además de los números artísticos que desfilarán por el escenario Osvaldo Sosa Cordero, la Red de Cocineros del Iberá también tendrá un espacio destacado dentro del anfiteatro, ya que ofrecerán sus diferentes propuestas culinarias, seduciendo a los visitantes con la elaboración particular de sus platos y exhibirán sus productos artesanales.
Esta red de gastronomía local reúne a 102 personas, organizadas en 64 unidades productivas y que cocinarán platos típicos de nuestra provincia para comercializar al público.
La iniciativa cuenta con el acompañamiento del Gobierno provincial, la Secretaría de Gobierno de Turismo de la Nación, el programa Pro Huerta, el INTA, el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación y el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación. 
El área de trabajo de esta red abarca siete localidades que circundan a los esteros del Iberá.