25/03/2019

​Repararán un desagüe “mal hecho” en la gestión municipal anterior

Es una obra en el San Antonio Oeste, de esta capital. 


Limpieza de un canal pluvial en la avenida Alta Gracia, que permitirá un mayor escurriento en los barrios Río Paraná y San Antonio Oeste.


La Municipalidad de la Capital confirmó que solucionará el sistema de desagüe en el barrio San Antonio Oeste, tras haber detectado un problema estructural en el drenaje, producto de un error insólito de la gestión anterior. Según se informó, allí se instalaron caños a una altura total de 1,70 metros, “superior a lo correcto, razón por la cual se acumula el agua y no escurre como debería”.
A partir de ese diagnóstico, el intendente Eduardo Tassano resolvió invertir para realizar obras estructurales en la zona y solucionar el problema, producto de la impericia de la gestión anterior.
“Se trata del tramo que va por la avenida Alta Gracia, desde el cruce con Paysandú, en dirección a la avenida Maipú. Está mal nivelado el fondo de los caños en dos tramos”, explicó el subsecretario de Recursos Hídricos y Proyectos Especiales, Luis Tassano, quien está a cargo de las obras y de las planificaciones realizadas a través del Plan Hídrico.
“El primero de los lugares en donde detectamos estos errores es por Alta Gracia, casi Paysandú. Se trata de un tramo de 100 metros donde el entubado tiene un desnivel de 90 centímetros”, expuso. “El segundo punto es en inmediaciones de Alta Gracia y Santa Catalina, donde, por un espacio de 200 metros, se colocó un caño a un nivel de 80 cm superior de lo que debería haberse hecho”, agregó al respecto.
“Para graficar: el sistema de desagüe en el barrio San Antonio Oeste consiste en una pendiente, que está direccionada por Alta Gracia, desde el cruce con Igarzábal, en dirección a la avenida Maipú. Lo que sucede en esta zona es que la gestión anterior, en vez de respetar esa pendiente, puso caños en dos puntos en los que, para que el agua escurra, debe subir primero 90 centímetros, y luego otros 80, lo que hace un total de 1,70 metros. Esto, lógicamente, produce que el agua, en vez de escurrir, se acumule”, expresó el subsecretario del área. “Es por eso que la cota de fondo no drena. Es algo increíble, pero lo hicieron así”, manifestó.