15/11/2018

Destacan el trabajo de peritos para identificar el cuerpo de Ramón Ponce


El miércoles 31 de octubre, Ramón Ponce (19) y cuatro amigos alquilaron una canoa y salieron a pescar en el Riachuelo. Más tarde regresaron cada uno a su domicilio, pero Ponce no lo hizo. Ante la demora, sus familiares comenzaron a buscarlo y se contactaron con algunos de sus amigos y no consiguieron la respuesta que esperaban. El padre radicó una exposición de solicitud de paradero en la comisaría 13ª. 
La policía dispuso el despliegue de tropas de la División Infantería, Canes, GTO, la comisaría 13ª y de Riachuelo, entre otras áreas, con el acompañamiento de los directores de la Dirección General de Seguridad y Prevención del Delito. Además se contó con la colaboración de la Prefectura para la búsqueda del joven. 
El martes 6 de noviembre, a la mañana, una patrulla fluvial halló el cuerpo flotando en aguas del río Paraná frente a la costa de la zona conocida como “Estancia Valencia”. Se encontraba en avanzado estado de descomposición. El cadáver fue trasladado a la morgue de Laguna Brava.

Trabajo de peritos

Profesionales de la Dirección de Investigaciones Científicas y Pericias, encabezado por el comisario inspector odontólogo César Telechea, junto con el personal de la Unidad Fiscal de Investigaciones Estratégicas (UFIE), lograron identificar fehacientemente a Ramón Ponce.
El perito realizó un análisis científico bucodental, que posibilitó el reconocimiento por parte de los familiares, teniendo en cuenta que los restos se hallaban en avanzado estado de descomposición.
De esta  manera se destacó la labor desplegada por los peritos despejando toda duda y terminar con la angustia de sus familiares al establecer con certeza que se trataba de Ponce.
 
La autopsia

El examen del cuerpo no encontró heridas ni traumatismos. La investigación se orienta para esclarecer las circunstancias en que se produjo su deceso. Ponce se ahogó.