15/11/2018

Definen las obras necesarias para optimizar los desagües pluviales de San Luis del Palmar


Los puntos críticos del sistema de desagüe pluvial de la localidad de San Luis del Palmar fueron analizados ayer por el equipo técnico del Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) junto al intendente Ricardo Valenzuela, concejales y el director de Defensa Civil, para definir las obras necesarias ante el desborde del arroyo Pozo de la Patria, que atraviesa todo el ejido urbano.
“Fue una situación que no la vivimos nunca”, graficó el intendente ante la lluvia extraordinaria del pasado 3 de noviembre. “El arroyo subió más de un metro en pocos minutos, fue una lluvia inusual de 244 milímetros en solo tres horas; no tenemos registro histórico de esa cantidad de precipitaciones. A ello se sumó el agua que venía de la zona rural, de los desbordes de bañados y lagunas”, señaló Valenzuela.
“El arroyo Riachuelo tuvo buen comportamiento”, expresó el jefe comunal. “El agua escurrió más rápido que antes, en menor tiempo”, indicó, “por lo que creemos que el dragado está funcionando y esperamos que se completen pronto los 23 kilómetros faltantes”, manifestó.
El dragado del arroyo Riachuelo se verá complementado con la construcción del tubo linner en la zona del canal La Palmira, que desviará los aportes de la cuenca alta del arroyo Riachuelo hacia el río Paraná por la zona norte y no atravesando toda la localidad en su escurrimiento natural actual hacia el oeste.
Los profesionales del ICAA y los funcionarios municipales coincidieron en la limpieza y acondicionamiento del arroyo Pozo de la Patria, para optimizar el escurrimiento como así también la posible apertura de canales aliviadores, limpieza de cauces naturales en puntos estratégicos y el mejoramiento del nivel de pendiente en canales existentes en las zonas urbana, suburbana y rural.
Destacaron también la importancia de efectuar campañas ambientales, al constatar durante la crecida extraordinaria del arroyo Pozo de la Patria y los otros canales la existencia de residuos (bolsas completas, botellas plásticas, latas y otros elementos), que provocan impacto ambiental negativo.
“Es muy importante la participación activa de los vecinos, de ONG e instituciones que acompañen para que mantengamos limpio el recurso hídrico”, coincidieron los presentes.
Otro aspecto analizado fue la regulación de la zona de línea de ribera, para evitar que construcciones particulares avancen sobre el espacio natural del arroyo, los concejales presentes analizado el dictado de ordenanzas al respecto y para el otorgamiento de permisos de construcción.