18/11/2018

Violento asalto, fuga, persecución, tiroteo, captura y un policía herido

Hay cuatro detenidos, uno de 30 años y tres de 19. Tres de ellos eran buscados por la Justicia. Un efectivo fue atropellado por los ladrones.


Un violento asalto a mano armada cometieron cuatro integrantes de una banda, quienes fueron detenidos luego de una persecución. Atacaron con disparos de arma de fuego a la policía, que repelió la agresión, y antes de ello, embistieron y lesionaron a un efectivo. Tres de los cuatro detenidos registraban pedidos de captura.
El sumario está a cargo de la comisaría 21ª.
El martes, cerca de las 20.30, cuatro delincuentes irrumpieron violentamente en un domicilio situado en Reconquista al 3000, de Villa Raquel, de la capital correntina, dijeron fuentes policiales.
El dueño de casa, Marcelo Bogado, relató a la policía que derribaron la puerta a patadas y entraron con los rostros cubiertos.
“Todo fue rápido y violento. Estaba con un amigo, a quien también lo maltrataron. Nos ataron las manos con precintos y nos tiraron al piso boca abajo a la vez que nos pateaban la espalda. Pedían que le entregara un millón de pesos”, comentó Bogado a Radio Dos.
“Llegó mi hermana y también fue reducida y le quitaron unos $ 300. A mí me sacaron $ 4.500 y a mi amigo, otra pequeña suma. En total se habrían llevado unos 7.000 pesos. No se convencían de que no teníamos la plata que exigían. Revolvieron muebles y otras dependencias de la casa y al no encontrar nada huyeron. Mientras se retiraban, llegó mi mujer y rápidamente me desató. Salí y los corrí cinco o seis cuadras y me efectuaron disparos de arma de fuego. Fue una imprudencia en medio de la desesperación”.
Recordó que “había vendido una moto y tenía parte de esa plata. No era mucho. Creo que le dieron un dato falso a la banda o se equivocaron de dirección”.

Persecución y captura

Un familiar, que se hallaba cerca de la casa de Bogado, advirtió la situación y avisó a la policía. Pero, cuando llegaron, los delincuentes se habían retirado.
Con los datos aportados por las víctimas y testigos se inició la búsqueda del vehículo, alertándose a todas las unidades en circulación y los puestos de controles situados en los accesos de la ciudad.
Cerca de las 0.30 de ayer, una patrulla del Grupo de Intervención Rápida (GIR) observó un auto por calle Madariaga, con cuatro ocupantes. Cuando se aproximaron para identificarlo, fueron embestidos. Dos efectivos fueron lastimados en el choque, pero uno resultó con politraumatismos severo, por lo que fue derivado al hospital Escuela.
Se inició la persecución a la vez que se alertó a las demás unidades, que rápidamente se sumaron al operativo.
El VW Gol fue interceptado en la zona de Pizarro y Alberdi, en el barrio Galván. Los maleantes efectuaron disparos contra los policías, quienes respondieron al ataque generándose un tiroteo del que no se registraron heridos.
Los impactos destrozaron los vidrios de las puertas del lateral derecho, donde quedaron las huellas de los balazos.
Las detonaciones en el silencio de la fría noche llevó a algunos vecinos a asomarse a la vereda después de cesar los disparos entre gritos y bruscas frenadas de vehículos. En cuestión de minutos el lugar se llenó de efectivos y móviles policiales.
Los delincuentes fueron esposados con las manos hacia atrás y permanecieron en el suelo boca abajo mientras se avanzó con el procedimiento. Se hizo la comunicación al Juzgado de Instrucción y la Fiscalía de turno.
En la requisa hallaron un arma de fuego, dinero, teléfonos celulares y otros elementos de interés para la causa.