18/11/2018

Imputaron a tres médicos por el caso de la parturienta fallecida

Lo confirmó el fiscal Buenaventura Duarte. La causa está caratulada como “homicidio culposo por mala praxis”. Analía Armoa falleció el 21 de mayo tras un parto espontáneo.  


La justicia correntina decidió imputar a tres médicos del hospital Llano por el caso de la parturienta fallecida el 21 de mayo pasado tras un parto espontáneo en el baño de esa institución, por el cual la mujer fue intervenida quirúrgicamente pero no sobrevivió.
En principio, la causa estaba caratulada como “supuesto homicidio culposo en mala praxis”, pero ahora los profesionales están imputados por “homicidio culposo por mala praxis”.
Analía Armoa, de 31 años, cursaba un embarazo de alto riesgo y murió en el hospital Llano a fines de mayo después de haber dado a luz en el baño del establecimiento. El bebé sobrevivió y fue dado de alta el 12 de junio pasado.
En referencia a la causa, el fiscal de Instrucción Nº 1, Buenaventura Duarte, confirmó: “Existen tres imputados, que son médicos de planta permanente de la Provincia y estarán citados para la indagatoria en breve. También van a dar testimonio ocho médicos más, que no están imputados, de cuyas testimoniales pueden surgir otros responsables. El viernes firmé el requerimiento fiscal de elevación para que se inicie la investigación formal. Los tres imputados la atendieron el día del fallecimiento. No están imputados los practicantes que la atendieron, ya que, según las normas jurídicas ellos no son responsables directos, sino que trabajan bajo supervisión”, publicó Radio Dos.
“Además, pedí pruebas testimoniales de los que estaban en el momento de los hechos, quienes no están involucrados. A la par, solicité nuevos informes a la Dirección (del hospital), y dependiendo de los testimonios otro delito podría salir a la luz, ya que sospechamos también de la forma en la que se procedió con la firma del consentimiento informado. El paciente debe firmar un documento en el que se le informan de los riesgos, pero debería hacerse en presencia de dos testigos”, agregó.
En este caso, no habría sido así, por lo que la Fiscalía pidió informes sobre cómo debe procederse con el consentimiento informado, y si cumplieron con los requerimientos del protocolo en pacientes de alto riesgo.
Cuando el hecho trascendió, el subsecretario de Salud, Luis Pérez, dijo, en conferencia de prensa, que son cinco las personas sumariadas en el hospital Llano por el caso de Armoa. Son integrantes del equipo que intervino en la atención de la mujer, que falleció el 21 de mayo tras dar a luz.

Alta del bebé

El 12 de junio pasado, la directora del hospital Llano, Silvia Bonasies, confirmó que el bebé de Armoa recibió el alta médica y que lo retiró su papá.
En esa ocasión, Bonasies explicó, en declaraciones a radio Sudamericana, que su padre y otro familiar se llevaron al pequeño a la localidad de Itá Ibaté, de donde son oriundos, y que tiene “buen peso y su estado de salud general es bueno”.
Además, dijo que no padece problemas de salud que impidan su traslado a Itá Ibaté, por lo que fue llevado por su padre y un familiar al domicilio. El menor toma leche y tiene todas las vacunas.