17/08/2018

Histórica sesión por el aborto legal, con una plaza del Congreso dividida en verdes y celestes


14.6.18 | Continuaba esta madrugada la histórica sesión por la despenalización del aborto en la Cámara de Diputados de la Nación. El debate empezó pasadas las 11 y se estima que se extendería hasta hoy a la mañana. El resultado final lo determinarán los 6 lesgisaldores que aún se mantenían indecisos, entre los 124 votos en contra y 122 a favor.
Para la media sanción la iniciativa necesita la mayoría simple, o sea la mitad más uno de los votos de los diputados presentes al momento de la votación. En caso de empate, definirá el presidente de la Cámara, Emilio Monzó.
La plaza del Congreso, en la ciudad de Buenos Aires, amaneció teñida de celeste y verde, símbolo de un debate dividido. Verdes por un lado, celestes por el otro, y un enorme espacio liberado por vallas fue la imagen de cómo la sociedad llegó ayer para seguir la sesión del Congreso.
Un fila de vallas azules, como las que hasta hace dos semanas dividían la Plaza de Mayo, separaban a unos y otros. De Rivadavia hacia Corrientes, los verdes, que apoyan el proyecto. De Hipólito Yrigoyen hacia Belgrano, los celestes, que están en contra. En el medio, quedaba la plaza del Congreso como zona neutral.
“Vengan chicas, no hay problema, pasen tranquilas”, garantizó un hombre de pañuelo celeste a dos jóvenes que iban con su distintivo verde y confundieron el lado.
“Dicen que somos zurdas y asesinas. Voten aborto o va a haber quilombo”, cantaba Valeria, de 18 años y estudiante de Arte poco después de las 11.30, cuando en el recinto dos violinistas y un chelista daban los primeros acordes del himno nacional, antes de la histórica sesión.
“Defendemos la vida y la república. No podemos permitir un genocidio de bebés”, dijo a Télam Marcela, que viajó con sus amigas desde Lomas de Zamora.

Charlas, documentales y un festival

Para seguir el debate por el proyecto de ley de IVE (interrupción voluntaria del embarazo) en la Cámara baja se desplegó un dispositivo de seguridad que dividió la plaza del Congreso.
Decenas de micros llegaron con delegaciones de todo el país. La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto tenía preparado un show con artistas como Jimena Barón, mientras que del lado de los pro vida se iba a hacer un resumen de lo que fue el año.

El costado verde

Los grupos que impulsan la legalización del aborto prepararon un dispositivo de seguridad, que es garantizado por diversas organizaciones por la “masividad de la actividad”, aseguró Patricia Bustamante, quien está a cargo del mecanismo. Cuenta con una coordinación del CELS y guardias del Frente de abogados populares. “La Defensoría del Pueblo puso más de 200 personas a disposición, ambulancias y puestos sanitarios”, amplió Bustamante.

Los celestes

Cuando el Gobierno de la ciudad asignó el “ala sur” a los grupos que están en contra del aborto, hubo mucho disgusto. Raúl Magnasco, presidente de la ONG + Vida, le aseguró a Télam que el mayor desafío a la hora de organizar la actividad fue “la burocracia estatal”. El referente pro vida se quejó sobre los espacios que se les asignan en general aseverando que son “los peores”. “Le dieron lo mejor a grupos abortistas”.

Larroque fue la voz de De Vido, que está detenido

Andrés Larroque utilizó su tiempo para leer la posición de Julio De Vido: “En este debate no puedo expresar mi posición favorable por estar preso del presidente Macri y del neoliberalismo”, decía la nota. Y, sobre el tema del debate, aseguraba: “No es hora de invocar cuestiones religiosas, morales o de conciencia, sino de apoyar a quienes luchan por disponer con libertad de su cuerpo y de su goce sexual”.

Andrés Larroque (Frente para la Victoria) dijo que “en el peronismo hay una tensión por este tema. Votar en contra o abstenerse es un retroceso. La ley garantiza la necesaria libertad e igualdad de las mujeres. Para garantizarlo debemos tener un estado que garantice esos derechos”.

Facundo Suárez Lastra (UCR): “Propongo un cambio el articulado para que no le quede a nadie duda de que el espíritu es tratar los abortos y los embarazos no deseados pero desde la perspectiva del más absoluto respeto de las libertades individuales. Yo también respeto las dos vidas, por eso desarrollamos políticas públicas para defender las dos vidas. La trampa está en que muchos de los que están en contra de la despenalización dejan todo en el vacío de la clandestinidad. Queremos un Estado fuerte, presente, para ayudar a la persona que tomó la decisión. No hay maternidad sin deseo materno”.

José Luis Gioja (Frente para la Victoria-PJ): “Siento mucha bronca con este tema, porque quiero entender sinceramente lo que el colectivo de mujeres plantea, pero no lo veo desde la lógica de la habilitación del aborto. Tengo cuatro hijos y uno con síndrome de Down, y no quiero pensar que alguien me hubiera dicho que ‘no hubiera nacido’ porque es la luz de mi familia. Tengo todo el derecho por convicción, personalidad y peronismo a estar en contra. No juguemos con los pobres. Ellos necesitan que legislemos para combatir la pobreza”.

Alfredo Olmedo (Salta Somos Todos): “La vida de un niño es única, no es ni del padre ni de la madre, ellos tuvieron la decisión de tener relaciones sexuales, pero a partir de la unión de las dos células la vida del hijo es del hijo, y nadie tiene la potestad de quitársela”.

Luis Contigiani (Frente Progresista Cívico y Social): “No hay un acto más revolucionario, y se lo digo a los jóvenes, que defender la vida y la justicia social en una patria, ese es el tema de fondo. Parto de una premisa, para que entiendan a donde voy, y es que estamos ante dos vidas individualizadas y que tenemos que defenderlas”.

Carmen Polledo (PRO): “No es el camino para evitar muertes de mujeres, sino que hay que redoblar los esfuerzos en políticas de educación sexual”.
Daniel Lipovetsky (PRO): “La gente está pendiente de lo que decidamos hoy. Nos hemos tomado tiempo para debatir. Hemos aprendido”. “Es un día histórico gracias a la lucha de miles de mujeres”.