17/08/2018

Unos 1.800 efectivos policiales fueron ascendidos por decreto provincial

Son 360 oficiales y 1.486 suboficales que ascendieron al grado inmediato superior por disposición del gobernador Valdés.


13.6.18 | El gobernador Gustavo Valdés firmó el decreto por el cual 1.846 efectivos de la Policía de Corrientes ascendieron al grado inmediato superior, en lo que representa una de las normas que se respetan a rajatabla en el ámbito de la fuerza. La disposición fue rubricada también por el ministro de Seguridad de la Provincia, Juan José López Desimoni.
Se trata de 360 oficiales y 1.486 suboficiales de la fuerza cuyos datos fueron constatados y que realizaron el correspondiente curso que se realiza para avanzar en la carrera policial. La medida entra en vigencia inmediatamente después de que se notifique a los funcionarios de toda la provincia alcanzados por los decretos Nº 1339 y 1340/18.
“Era una de las noticias más esperadas por quienes están siendo objeto de análisis por parte de la junta de clasificación y que el gobernador Valdés dio a conocer en la noche del lunes. Es el reconocimiento al esfuerzo, un premio al cumplimiento del trabajo diario. Son más ascensos que el año pasado, lo que representa una cuestión muy positiva”, señaló el jefe de Policía, Félix Barboza.
El Gobierno provincial entiende que los ascensos son reconocimiento a los oficiales y suboficiales que se esmeran en cumplir los reglamentos policiales y realizar el servicio a la comunidad que representa la labor que les toca cumplir en la actualidad.
De hecho, en los últimos ocho años, los ascensos se han dado en los plazos predeterminados a modo de respaldo a la fuerza policial, como también ratificando que el gobierno de Encuentro por Corrientes (ECO) aspira a una fuerza altamente profesionalizada con buena logística y espacios edilicios cómodos y a la altura de las circunstancias para darles respuesta a los ciudadanos que recurren a la policía de la provincia.
Valdés fue el último ministro de Gobierno y Justicia que tuvo la Provincia durante el período 2009- 2013. Durante el tiempo que tuvo a cargo la policía, el mismo hizo cambios más que importantes dentro de la estructura policial. Centrado en tres ejes fundamentales, Valdés le puso énfasis al reequipamiento de la policía con la inclusión de tecnología de punta en la lucha contra el delito.
Activó la central de emergencias 911, inauguró el centro de monitoreo inteligente con georreferenciación de los móviles policiales, mejoró el Departamento de Delitos Complejos con la puesta en funcionamiento del sistema digital de reconocimiento de huellas dactilares AFIS, y dotó de armamento a una policía que venía pobre en ese sentido. Asimismo, cambió el plan de estudio de la policía llevando el curso de oficiales de 2 años de duración a 4, como así también el de suboficiales de uno año a dos.
Esto, sin duda, repercutió en hombres mejor formados para la institución, que, con el equipamiento adecuado, le dieron un nuevo cariz a la Policía de Corrientes.