17/10/2018

Dieron de alta al bebé cuya madre falleció tras dar a luz y sigue la investigación

El niño nació el 21 de mayo pasado en el hospital Llano. Su madre, que cursaba un embarazo de riesgo, murió en el establecimiento. La directora de esa institución, Silvia Bonasies, confirmó que el estado del pequeño es “bueno”.


13.6.18 | La directora del hospital Llano, Silvia Bonasies, confirmó ayer que el bebé nacido el 21 de mayo en esa institución y cuya madre falleció tras un parto espontáneo recibió el alta médica y que lo retiró su papá. A su vez, la funcionaria indicó que sigue la investigación, tanto interna como judicial, respecto de la muerte de la madre tras dar a luz.
Bonasies explicó, en declaraciones a radio Sudamericana, que su padre y otro familiar se llevaron al pequeño a la localidad de Itá Ibaté, de donde son oriundos y que tiene “buen peso y su estado de salud general es bueno”.
Además, dijo que no padece problemas de salud que impidan su traslado a Itá Ibaté, por lo que fue llevado por su padre y un familiar al domicilio. El menor toma leche y tiene todas las vacunas.
Analía Armoa, de 31 años, murió en el hospital Llano a fines de mayo, después de haber dado a luz en el baño del establecimiento. Respecto de la investigación por el fallecimiento, la médica indicó que “sigue de manera interna y el fiscal continúa solicitando elementos y nosotros se los seguimos proveyendo”. “A nadie le gusta que se muera un paciente, estamos consternados, pero de todas formas hay que continuar lamentablemente porque es una situación desagradable”, dijo.

El caso

Cuando el hecho trascendió, el subsecretario de Salud, Luis Pérez, dijo, en conferencia de prensa, que son cinco las personas sumariadas en el hospital Llano por el caso de Armoa. Son integrantes del equipo que intervino en la atención de la mujer, que falleció el 21 de mayo tras dar a luz.
En tanto, el fiscal Buenaventura Duarte dijo en esa ocasión que no hubo denuncia del hecho ante la policía, por lo que instruyó al comisario de la comisaría 5ª a que se iniciaran las actuaciones de oficio.
Por ahora, la causa está caratulada como “supuesto homicidio culposo en mala praxis”. Daniel Molina, el viudo, prestó declaración ante el fiscal, que solicitó la historia clínica de la paciente, dado que supo que tenía un embarazo riesgoso. “Así que falta evaluar con el equipo médico y determinar si hubo negligencia o impericia”, dijo Duarte.
Por su parte, el ministro de Salud de la Provincia, Ricardo Cardozo, confirmó días posteriores al caso, que se sumarió a todo el personal del hospital Llano que intervino en la atención de la parturienta fallecida y que “caerá todo el peso de las sanciones administrativas” sobre quienes hayan tenido algún grado de responsabilidad en el caso.
“Vamos a continuar con las investigaciones y a tener entrevistas particulares con los actores involucrados”, dijo Cardozo en declaraciones radiales y aseguró: “Vamos a caer con todo el peso de las sanciones administrativas que haya que tomar y colaborando y a disposición con la Justicia”.

Presunto caso de un bebé con cocaína en la sangre

Distintos medios de comunicación publicaron ayer el presunto caso de un menor de un año al cual se le detectó cocaína en sangre en el Hospital Pediátrico “Juan Pablo II”. Fuentes de esa institución aseguraron a La República que “no hay ningún paciente con dosaje (análisis) de cocaína positivo en sangre” en ese nosocomio.
“Se trata de un pequeño de tan solo un año que fue ingresado al hospital Pediátrico con problemas respiratorios. Debido a la adicción de sus padres, los médicos realizaron un examen de orina y detectaron que el niño tenía cocaína en sangre”, publicó radio Sudamericana. “El pequeño fue ingresado el pasado 2 de junio en horas del mediodía al Pediátrico”, asegura el mismo medio.
En el ámbito nacional, la agencia Télam publicó que “el niño ingresó el martes pasado al área de emergencias por problemas respiratorios, pero ante un examen de laboratorio –que en pocos minutos aclaró ciertas dudas que tuvimos– pudimos comprobar que había rastros de cocaína en su organismo”, dijo hoy (por ayer) la jefa de emergencias del Hospital Pediátrico ‘Juan Pablo II’ de Corrientes. De acuerdo con lo señalado por fuentes del sistema sanitario, el niño no vive con sus padres, que solamente lo tuvieron el fin de semana previo a ser analizado en el hospital y que, según confirmó uno de los abuelos a las autoridades, ambos son adictos. Luego de atravesar la emergencia, el bebé fue trasladado a un área clínica”.