20/06/2018

Brambilla defendió su decisión de apoyar el aborto legal

“Nadie está favor de que se aborte. Lo que se va a debatir en el Congreso es si se hace en la clandestinidad o en forma segura”, dijo la diputada nacional por Corrientes, que representa a PRO.


12.6.18 | “Siempre estuve a favor de la vida. Yo personalmente no me haría un aborto, pero, habiendo valorado que el presidente [Mauricio Macri] dio luz verde para tratar este tema complicado y tan sensible para los argentinos, tenía la responsabilidad de estudiar y escuchar todas las posturas, porque acá no hay verdades absolutas”. La diputada nacional por Corrientes Sofía Brambilla (PRO-Cambiemos) explicó así su decisión de votar este miércoles a favor del proyecto de aborto legal, seguro y gratuito que se tratará en la Cámara baja del Congreso.
Brambilla sorprendió al resto de los diputados nacionales de Cambiemos por Corrientes, Julián Dindart y Estela Regidor, y al excandidato Alfredo Revidatti, que compartió lista con las dos legisladoras oficialistas. El exdirector del hospital Escuela fue el más crítico de todos. “Creo que la adoctrinaron, que no es un voto con total libertad”, opinó.
La decisión de apoyar el aborto legal la tomó “después de mucho pensarlo y analizarlo”. “Y porque estoy a favor de la vida, creo que hay que acompañar este proyecto de interrupción voluntaria del embarazo”, afirmó en declaraciones a Radio Dos.
“No podemos anteponer argumentos morales ni religiosos ni culturales ni científicos en el debate”, dijo Brambilla y pidió rescatar las “grandes coincidencias” entre los grupos del pañuelo verde y los del pañuelo celeste. “La primera es que todos estamos a favor de la vida. Nadie está favor del aborto. Y lo que se va a debatir [en el Congreso] es si el aborto seguirá siendo clandestino o será seguro”, aseguró.
“Cómo vamos a salvar las dos vidas si mantenemos [a las mujeres] en la clandestinidad, en la ilegalidad, si no las podemos contener. Salga como salga la votación, hay que trabajar fuertemente en la educación y en la prevención. Esa es la salida. Mientras tanto, qué hacemos con las 46.000 mujeres que terminan hospitalizadas por abortos mal realizados. A esas mujeres hay que darles respuestas hoy. La educación es un proceso de largo plazo”, reflexionó. Brambilla descartó haber sido “presionada” para terminar inclinándose a favor del proyecto de despenalización, una iniciativa impulsada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que establece que “toda mujer tiene derecho a decidir voluntariamente la interrupción de su embarazo durante las primeras 14 semanas del proceso gestacional”.
“Esta es la herramienta para conservar las dos vidas. No se van a terminar los abortos si la ley no sale. Los abortos están, las mujeres se mueren y los niños no nacen”, aseveró la diputada goyana, y manifestó que respeta la postura de la Provincia en contra del aborto legal. “Hoy hay una demanda social de un tema muy sensible del que nos tenemos que hacer cargo”, subrayó.
“Los argentinos somos pasionales. Lo que me da miedo es que si el proyecto no sale, esto quede en la nada y los abortos sigan sucediendo y no se puedan salvar vidas”, expresó y reclamó a los que están en contra del proyecto que “no deshumanicen” una decisión que para las mujeres “no es menor”.
“El Estado no puede dejar sola a estas mujeres. Creer que, porque es ilegal, no suceden es un gran error. Los abortos existen”, dijo.