10/12/2018

Para Valdés, la industrialización de la madera es el punto central del desarrollo provincial

El gobernador dijo que hay grandes posibilidades de que se instale una pastera en la zona de Ituzaingó y que la planta generaría 400 puestos de trabajo. Insistió en reclamar lo que le corresponde a Corrientes en materia energética.


16.4.18 | El gobernador Gustavo Valdés tuvo varias consideraciones respecto del futuro de la provincia en una entrevista concedida al programa televisivo Equipo de noticias, por 13 Max, donde volvió a dejar en claro que el objetivo que se persigue en esta etapa tiene relación con el desarrollo industrial y el crecimiento económico de Corrientes.
Así, a lo largo de 20 minutos, el mandatario provincial señaló la importancia que tiene la industrialización de la madera, la importancia de la tarifa energética (la cual tiene una relación intrínseca con el primer concepto), la creación de una empresa provincial para avanzar con la cuestión de conectividad en todo el territorio y los problemas inflacionarios que se viven a escala nacional.
El tema con el que inició la entrevista rondó el tópico energético, el cual hoy por hoy preocupa a la gestión Valdés, teniendo en cuenta que Corrientes es una provincia electrodependiente, como sus vecinas de la región NEA. En este sentido, volvió a insistir en que no hay cortocircuitos con el Gobierno nacional, sino que hay un reclamo que tiene asidero en custodiar los intereses y derechos de la provincia.
“Reclamamos lo que nos corresponde por Yacyretá y por Salto Grande. Somos una provincia productora de energía y queremos que eso sea reconocido en lo que hace a las regalías. Hemos sacrificado nuestros recursos naturales y generamos energía, eso debe ser compensado por la nación. Esto lo voy a sostener siempre. Estamos pidiendo solo que se haga justicia porque la represa se encuentra en nuestro territorio y necesitamos el costo de la energía más bajo pensando en el proceso de industrialización que afrontamos”, dijo Valdés para contextualizar el planteo por el cual se cruzó con el ministro de Energía, Juan José Aranguren.
“Debemos aclarar que son dos cosas distintas. Una cosa es lo que yo manifesté respecto de Aranguren, y otra distinta es la relación con el Gobierno nacional. No hay un cortocircuito. Estamos trabajando en conjunto en un proyecto de país diferente y uno puede tener una visión distinta sobre los temas”, explicó.
En este sentido, el gobernador provincial también dejó en claro que la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (DPEC) no fija los valores que se cobran, que el precio de la energía lo ponen desde las trasportadoras nacionales.

La forestoindustria

El gobernador volvió a dar conceptos sobre el desarrollo de la provincia, donde expresó que el futuro de Corrientes está dado en la industrialización de la madera.
“Ojalá se instale una pastera en Corrientes. Es una posibilidad cierta. Los estudios dicen que podemos pensar hasta en tres pasteras. Se está viendo que es posible que sea en Ituzaingó, donde también está planificado un nuevo puerto. Hay capitales finlandeses interesados y también chinos, ingleses y norteamericanos. Hablamos de que si se concreta tendremos un mínimo 400 puestos de trabajo, que se podrían extender a 1.000. El futuro de Corrientes está dado en la industrialización de la madera”, explicó Valdés.
En este sentido, el mandatario provincial puso de relieve que en la gira realizada a Río Grande do Sul, comenzaron a mirar el modelo, ya que se trata del estado brasileño con la mayor producción maderera del vecino país.
“Estuvimos con el equipo de trabajo del gobernador Sartori, en Río Grande do Sul, mirando el modelo. Corrientes tiene cuestiones muy similares. Como polo de producción de muebles, produce el 60% de los muebles de Brasil. Nosotros tenemos la posibilidad de aprender a partir de los convenios de cooperación firmados”, dijo Valdés.
Por otro lado, también se refirió a la importancia de invertir en el avance de la conectividad del territorio y adelantó que trabajan en la formación de una empresa provincial que pueda concretar esta necesidad que se tiene para seguir desarrollando la cuestión turística.
“Estamos estudiando la generación de una empresa para proveer de conectividad a la provincia. Tenemos que mejorar este aspecto en todo el territorio, ya que es una herramienta fundamental para el crecimiento. Por ejemplo, para el turismo. El Iberá debe poder brindar un buen servicio de comunicación en lo referente a wifi, a la comunicación de celulares, para poder estar a la altura del turismo nacional e internacional. Por ello estamos analizando una inversión del orden, en 4 años, de unos 100 millones de dólares”, explicó.