Lluvias: sigue siendo crítica la situación en varias localidades

Hay esteros y arroyos desbordados, caminos anegados y familias evacuadas en Paso de la Patria, Santa Ana, San Luis del Palmar, Ituzaingó, Caá Catí, Mburucuyá, Santo Tomé y Loreto. Preocupación por la crecida del Riachuelo.

0
183
Una bomba extrae agua en Santa Ana.

La situación en varias localidades de la provincia es aún crítica por las últimas lluvias. El director de Defensa Civil de la Provincia, Eulogio Márquez, que hay esteros y arroyos desbordados, caminos anegados y familias evacuadas y autoevacuadas en Paso de la Patria, Santa Ana, San Cosme, San Luis del Palmar, Ituzaingó, Goya, Empedrado, Caá Catí, Mburucuyá y Loreto.
En el caso de Santa Ana, donde las lagunas se desbordaron, se instaló una bomba para “sacar el agua hacia el estero y de allí a los canales”, explicó el funcionario provincial.
“Muchos tenemos 30 cm de agua en nuestras casas”, contó el cineasta Marcel Czombos. “El problema fue la mala planificación urbana por la cantidad de negocios inmobiliarios que generó Santa Ana”, dijo en declaraciones radiales.
“En San Luis del Palmar la cantidad de agua es tremenda. En San Cosme, Caá Catí, Empedrado, Mburucuyá se saturaron las napas por las lluvias, son verdaderos mares. El sistema de alcantarillado está funcionando perfectamente en San Luis del Palmar”, detalló Márquez en Radio Dos.

Calles y viviendas bajo agua en Santa Ana.

Los bomberos voluntarios de esa localidad declararon al Riachuelo en alerta naranja debido a los 3,98 metros de altura y creciendo.
“En Loreto, el estero está totalmente sobrecargado. Se trató de evitar el anegamiento de viviendas, hubo algunas con un poco de agua. En Paso de la Patria se anegaron 3 barrios, hay 180 familias que no quieren dejar sus casas, y en San Cosme hay 20 familias asistidas. En Goya se anegaron las calles y notificaron que las bombas funcionaron”, especificó el funcionario, que tenía previsto sobrevolar las zonas más afectadas.
“Necesitamos días sin lluvia, con sol. Eso puede facilitar que escurra un poco el agua”, dijo el titular de Defensa Civil.
En Palmar Grande la situación continúa siendo crítica. En unos 10 días cayeron alrededor de 480 milímetros de agua y esto generó anegamientos de calles y lagunas cerca del desborde.
“Estamos realizando limpiezas de forma manual porque se complica muchísimo mover la maquinaria. Estamos esperando que el tiempo nos dé algo de respiro y salga el sol porque sabemos que esto puede continuar así”, dijo Sandro Pérez, jefe comunal de Palmar Grande en radio Sudamericana.
En San Tomé, hay 5 familias afectadas y 12 viviendas con agua adentro. Hay restricciones para transitar por la ruta 40, que tiene tramos anegados. “Ayer llovieron 70 milímetros. Pudimos mejorar desagües del arroyo Picardía, que atraviesa la ciudad, y otro equipo de trabajo en zona de barrios del Invico, que es la zona sur de Santo Tomé, que también está complicada”, comentó el intendente santotomeño, Víctor Giraud.
En Ituzaingó, la situación está controlada, según contó el viceintendente de la localidad, donde hay 6 familias evacuadas. “La zona rural está cubierta de agua, la cuenca del Iberá es muy grande, junta mucho agua, y por los acueductos que tenemos está fluyendo gran cantidad de agua. En algunos campos chicos llevaron animales a otros lugares”, describió Juan Carlos Bertoia.

Comité de Crisis

El ministro Coordinador, Eduardo Vischi, recorrió ayer las zonas afectadas por las lluvias en la capital junto con el titular de Desarrollo Social, Federico Mouliá; el interventor del Invico, Bernardo Rodríguez; el subsecretario Coordinador de Entes Descentralizados, Claudio Polich; el presidente del Instituto Correntino del Agua y del Ambiente, Mario Rujana, y los directores de Vialidad Provincial, Armando Espíndola, y de Defensa Civil, Márquez.
Supervisaron el estado de los esteros, tajamares, riachos y canales en las afueras de la ciudad. “Advertimos que el desagüe de una cuenca hídrica que se conforma con aguas que vienen del Norte, de zonas como Itatí, San Cosme y Paso de la Patria, no da abasto”, comentó Vischi.
“Consideramos que es necesario realizar tareas cuanto antes, porque los canales no son lo suficientemente anchos. Observamos además caños rotos y falta de limpieza. Por ello es necesaria la articulación de trabajos para subsanar estas situaciones y llevar tranquilidad a los vecinos”, evaluó.
“Sabemos que este año El Niño va a ser bravo. Por ello ya comenzamos a coordinar con los municipios la elaboración de informes técnicos y la diagramación de tareas de limpieza de canales y arroyos para estar más preparados para cuando llegue la temporada de lluvias nuevamente”, comentó el ministro.

Plan de contingencia en la capital

La Municipalidad de Corrientes reactivó su plan de contingencia para paliar las consecuencias de las intensas lluvias en la capital. Todas las Secretarías municipales se encuentran asistiendo las familias afectadas y trabajan en resolver los problemas generados en la infraestructura pública, informó la Intendencia.
La Municipalidad realiza intensas tareas de desobstrucción de pluviales, taponados por basura arrojada por los vecinos. Se amplían las tareas de limpieza y profundización de los grandes canales a cielo abierto que sacan el agua de la ciudad hacia arroyos y al río: canales 4, 5, Río Chico, Granville y de los barrios Montaña, Pirayuí, Alta Gracia, San Antonio, Perichón, Bejarano.
En las últimas horas también se instalaron bombas de desagote para drenar comunidades que se desarrollaron sobre tierras bajas o reservorios naturales de agua (bañados y lagunas) en los barrios Ponce, Santa Rita y San Ignacio.