Colombi criticó a la dirigencia carnavalera

0
125

“Se les construyó un corsódromo [el Nolo Alías], que puede tener déficits, pero que nunca fue utilizado como corresponde. Los responsables son las propias agrupaciones, sus dirigentes”, cargó ayer Colombi al hablar sobre los carnavales correntinos.
“No puede ser que estén esperando diciembre para que Papá Noel venga y ponga 10 o15 millones de pesos”, se quejó el gobernador y aseguró que el corsódromo se hará un centro de convenciones, que se comenzará a construir este año. “Si no les gusta el lugar, que nos devuelvan y listo”, dijo.
“Les ofrecí 5 autos para que realizaran una rifa durante el año. Pero eligieron seguir con la estructura de que llegue Papá Noel con la bolsa de plata”, criticó el mandatario a la Federación de Comparsas (Fecam) y anticipó que en el corsodrómo se construirá un centro de convenciones.
“El corsódromo, que necesita obras que las vamos a hacer, no tiene el uso que tiene que tener durante los 365 días del año. Y ese uso lo deben dar las agrupaciones. No hay que cargar contra el Gobierno. Los responsables son los dirigentes”, aclaró Colombi en diálogo con Radio Dos.
El gobernador puso como ejemplo “el esfuerzo muy grande” que hacen “todo el año” las comparsas del interior para realizar los carnavales. “Le pagan la ropa a la mayoría de sus integrantes, hacen rifas. Acá lo que vale es un trabajo de todo el año de las agrupaciones. Por eso el carnaval es exitoso en Libres, en Monte Caseros, en Esquina, en Goya, en Mercedes”, señaló.
“Me reuní con los dirigentes [de la Fecam] y les propuse que la Provincia dispondría cinco autos para que hicieran un sorteo de 10.000 o 15.000 números con un costo en promedio de 1.000 o 1.500 pesos. Si vendían 10.000 números son 10 millones de pesos. Ese monto es lo que les paga la empresa. Con esa plata cubrían los gastos, y además organizan los carnavales y les queda esa plata. No quisieron. No iban a perder. En todo caso se iban a perder de ganar”, comentó.

No hay comentarios

Registrarse / Acceder

Dejar respuesta